En el día de ayer, comenzaron los trabajos de demolición del “puente blanco” sobre el río Rosario, que colapsara en abril del año pasado a causa de la crecida de ese cauce, provocada por intensas lluvias que derivaron en las peores inundaciones en décadas, que afectaron principalmente a Rosario y Nueva Helvecia. Desde la Intendencia se estaba reclamando la remoción de los restos del puente, que no solamente estaban afectando el medio ambiente, sino al propio cauce.

El puente es propiedad de AFE, que había anunciado que no estaba en condiciones de realizar el trabajo, cuyo costo se estimó entre 80 mil y 100 mil dólares. También se habían hecho gestiones ante el Ministerio de Transportes y Obras Públicas, que realizó estudios técnicos. Finalmente ayer, Personal del MTOP comenzó la tarea de remoción del histórico Puente Blanco.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí