Rodrigo “Lolo” Bentancur jugó al baby fútbol en Lucerna, -categorías infantiles del Club Artesano-, y llegó a vestir en Sub 15 la camiseta del club en algunos partidos, porque, teniendo en cuenta su nivel, el fútbol no tardó en colocarlo en un lugar donde iba a explotar mejor sus habilidades.

Justamente en Artesano, el club donde lo cobijan y lo quieren como a su hijo pródigo, lo supo dirigir Rodolfo “Ofi” Vera, un entrenador muy cercano a su familia, que conoce muy bien la historia del “Lolo” y sabe por lo que ha tenido que pasar para llegar a donde está.

Hoy en día, el “Lolo”, ese pibe de sonrisa sincera, de hablar pausado, consiguió ser parte de una alegría para el pueblo uruguayo y en especial para la ciudad de Nueva Helvecia. Días atrás la selección uruguaya de fútbol Sub 20 se quedó con el título Sudamericano, y entre los futbolistas convocados por Fabián Coito, entrenador del combinado celeste, se encontraba Rodrigo, ese gurí tranquilo que venía esperando desde hace algunos años la oportunidad de vestir la camiseta color cielo.

Recordemos que por esas cosas que tiene la vida, se fue para Argentina, a continuar allí su carrera. Y la luchó, y la peleó, y se cayó, pero siempre se levantó. Lo quisieron vestir de “blanco y celeste”, en varias ocasiones, pero él, paciente, esperó su oportunidad en nuestra selección, hasta que llegó, y hoy pasa por un momento excepcional, siendo campeón Sudamericano con Uruguay, jugando en la primera de Boca Juniors y con su futuro asegurado en Europa; a pesar de su corta edad es ya un referente para los más jóvenes.

“Será un gran desafío y a su vez un gran orgullo” fueron las palabras de Rodolfo Vera al proponerle que escribiera unas líneas para definir este momento de la Selección y en particular del “Lolo”.

Este Sudamericano Sub 20 sin dudas ha tenido algo especial para todos. Para los uruguayos, pueblo futbolero si los hay, para los colonienes, por la presencia de Facundo Waller, pero mucho más para todos nosotros los neohelvéticos y particularmente los ARTESANENSES, por la presencia de Rodrigo “Lolo” Bentancur.

Como todo campeonato de “elite”, todos van detrás de los mismos objetivos, en este caso primero para clasificar a un Mundial (sólo para magnificar lo importante que es, ver festejo de argentinos) y segundo para salir campeón Sudamericano!.

Y vaya alegría, esta selección logró los 2!!. El fútbol tiene un sin fin de aristas, y cada uno lo ve según su lupa (más en Uruguay), pero lo único tangible, medible (lamentablemente) es el resultado. Y URUGUAY CLASIFICÓ Y ES CAMPEÓN!.

Grandes figuras en este equipo, para nosotros (de manera muy humilde y respetuosa) un gran responsable es el proceso Tabárez (quien puso a Coito) personalizado en este caso por el extraordinario Coito (que paz transmite) quien eligió y amalgamó este grupo. Los otros responsables son los jugadores. Su calidad, su capacidad, su jerarquía, sus ganas de triunfar, pero sobre todo, y es lo que marca la diferencia, su “espíritu amateur” que los hace defender la CAMISETA, “SU CAMISETA CELESTE” como algo sagrado!.

Como neohelvético, como artesanense, pero principalmente como futbolero, he sentido una de las mayores emociones generadas por este deporte de mi vida. Y en cuanto al “Lolo” que decir…

La vida lo golpeó duro… muy duro… tan duro que pocos quisieran estar en su lugar… Y como sé quién es, que familia tiene, que VALORES maneja, ESTE ÉXITO es consecuencia de su trabajo, de su perseverancia, de su humildad, de su esfuerzo, DE SU FAMILIA, de Roberto, de Cecilia (una genia), de Damián, de “las melli”, del “gallo” y su familia, de los abuelos.

Con el máximo respeto, con el pecho inflado de ORGULLO por este gurí, cierro diciendo “ELLA”, si, “ELLA” está feliz, muy feliz, orgullosa, muy orgullosa de vos “LOLO”!.

Vamo’ arriba “Lolo”!!!… Uruguay Nomá!!!.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí