Las nuevas tecnologías continúan creciendo e implantándose en la industria del motor. De este modo, otras ramas se ven favorecidas por estos avances como ocurre en este caso con la agricultura. Case IH, propiedad del grupo CHN industrial, ha presentado un tractor autónomo por primera vez en la historia del sector que marcará el futuro agrícola.

Primicia en Europa, es la segunda vez que la empresa americana muestra el prototipo. La primera fue en el mes de agosto a periodistas estadounidenses. Su puesta de gala se dará en el SIMA 2017 que se celebrará en París del 26 de febrero al 2 de marzo. Su diseño futurista cuenta con elementos revolucionarios y otros que se encuentran en una fase de desarrollo.

Uno de sus principales obstáculos por el momento se basa en conseguir una homologación clara ya que se trata de un proyecto pionero. Desde Case IH apuntan cómo se encuentran en una fase de negociación con las instituciones para lograr un punto de entendimiento. Otro de los ámbitos a resolver se basa en la seguridad. En caso de un accidente, no se sabe a ciencia cierta quién tendría la responsabilidad.

Este ‘concept’ con un peso de once toneladas puede estar trabajando 24 horas al día pero siempre bajo la supervisión de una persona conectada en todo momento desde una tablet a su software. Cuenta con una serie de radares, sensores y GPS para detectar cualquier obstáculo y detenerse, o bien, realizar una ruta alternativa.

El diseño que vemos en la imagen principal de la noticia es como Case IH ve el futuro del tractor autónomo, suprimiendo la cabina. La empresa americana nos mostró este modelo pero a su vez tienen otro tractor con un diseño estándar que cuenta con cabina y también es autónomo.

De cara a un futuro más cercano, la transición pasa por vender tractores convencionales con el extra de poder ejercer la función autónoma. Así lo afirma Peter Friis, director de marketing de Case IH en Europa, Oriente Medio y África: “El futuro más que comprar la versión autónoma será la posibilidad de añadirle este extra”.

Los coches eléctricos también marcan la actualidad del sector automovilístico pero Vincent Hazenberg, director de marketing de producto de la compañía, desestima rápidamente esta posibilidad: “La electricidad no es una buena solución, al menos por el momento, para este tipo de vehículos. Mantiene todas las especificaciones mecánicas de un tractor convencional con su motor diésel, transmisión… Si montáramos un propulsor eléctrico en él apenas aguantaría una hora su autonomía”.

El fin es ofrecer al agricultor una mayor productividad, ganar en seguridad y ahorrar un valioso tiempo. Mientras el tractor se encarga de arar la tierra, la persona puede estar ejerciendo otras funciones. Sólo con mirar la tablet puede ver cómo está trabajando.

Para conocer realmente cual es la opinión de los potenciales compradores, Case IH está trabajando con entrevistas a agricultores y mostrando especial atención a las respuestas que están teniendo los vídeos que han publicado en internet y redes sociales. Pese a que no todas las respuestas son positivas el interés que han percibido es cuantioso.

Respecto al precio que tendrá este tractor existen muchas dudas todavía. No hay nada definido y este se basará en cómo se pueda resolver las cuestiones que hay sobre la mesa, según apuntan desde la empresa.

Cualquier mercado es válido para instalar este tractor autónomo. España puede ser uno de ellos pero dónde realmente resultará más efectivo será en grandes explanadas como pueden encontrarse en lugares como América del Norte y Australia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí