La jueza Beatriz Larrieu tomó declaración este jueves a tres funcionarios de Ancap en el marco de la causa que investiga presuntas irregularidades en la gestión de la empresa estatal. Las actuaciones refieren, en primera instancia, a determinar si existieron gastos injustificados en la organización del acto de inauguración de la planta desulfurizadora en 2013.

Entre quienes declararon se encuentra el gerente de marketing Pablo Vernengo, quien dio detalles sobre lo conversado con Raúl Sendic, por entonces presidente de Ancap, en torno a los gastos del acto. Para la defensa del vicepresidente de la república, sin embargo, lo más importante de su comparecencia fue una declaración que podría motivar una nueva indagatoria.

El abogado de Sendic, Gúmer Pérez, dijo que según expresó Vernengo, Carlos Camy, representante nacionalista del directorio de Ancap, pidió que se aumentara la pauta publicitaria con la Asociación Uruguaya de Volantes y la Federación de Karting. “Cuando se le preguntó por qué, contestó que fue porque el señor Camy ‘tenía vinculación con las dos asociaciones'”.

“A raíz de esa declaración vamos a pedir que se amplíe la denuncia que presentó el propio Partido Nacional, solicitando que la Justicia cite en calidad de indagado al señor Camy. Ahora, la denuncia penal que presentaron los partidos, que no tenía persona física denunciada, ahora puede tener al primer indagado, que es casualmente del Partido Nacional, o sea que el denunciante va a tener un denunciado”, señaló Pérez. Aclaró que Vernengo, consultado al respecto, dijo además que en ningún momento Sendic presionó para contratar a ninguna empresa.

Sobre los gastos de la inauguración

El abogado del Partido Nacional, Pablo Correa, dijo que de acuerdo a lo que declaró Vernengo, “desde el punto de vista conceptual” el vicepresidente Sendic “obraba como si fuera el padre de la novia, decidía si el plato sería caliente o no, si Mujica o Cristina hablaban o no”, y que sabía de los costos del acto.

Para Pérez, esta es “una mentira a medias”, que pude “transformarse en una gran mentira”. “Vernengo dijo que él le comunicaba a Sendic y al directorio algunos temas, pero concretamente el acto de inauguración de la desulfurizadora fue puesto en conocimiento informalmente. Le preguntamos a Vernengo si había comunicaciones formales y él dijo que no había pruebas de ellos, que le mandaba mails al secretario y en alguna oportunidad se lo contaba a él (a Sendic)”, dijo el abogado.

Vernengo “dijo que es como el padre de la novia en un casamiento en el sentido de que estaba enterado de las cosas”, agregó, pero “si sabía qué platos se servían es jurídicamente irrelevante y hace poco seria la denuncia”.

“Sendic no era el rey en su trono. Integraba un directorio de cinco, con representantes de los demás partidos. Siempre avalaron todas las resoluciones, incluyendo la desulfurizadora”, explicó.

Con respecto al gasto, que fue de 370.000 dólares, el abogado explicó que se documentó en una factura única, a pedido de Vernengo. Consultado si no era un gasto excesivo, y si a Sendic no le parecía así, replicó: “Si 370.000 dólares es mucho o poco, depende. No fue una fiesta, fue un acto de inauguración de una de las cinco plantas desulfurizadoras de América Latina. Hubo dos gobiernos, 1500 invitados, se movilizó toda la seguridad argentina, helicópteros, hasta un tanque había adentro, y fue a dos días de que se celebrara la Noche de la Nostalgia, con los problemas que acarrea eso con los proveedores. Sólo el que organiza esos eventos puede saber si es excesivo, que en este caso fue Latin Design Events, que ni siquiera fue contratado por Ancap sino tercerizado a través de la agencia La Diez”.

Reconoció que en algún momento Sendic dijo que el costo puedo haber sido excesivo, “pero que no tenía parámetros para ser él el quien lo diga”. “Hubo una logística alrededor de eso, que hizo que algunos costos se dispararan”, concluyó.

 

Montevideo Portal

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí