El sindicato de la industria láctea (Fitil) negocia con la empresa salteña Indulacsa (del grupo francés Lactalis) una solución para evitar despidos.

Esta situación como la reducción de plantilla en la empresa Calcar (de Colonia) tienen que ver con la prioridad que están dando las empresas mencionadas a la “línea blanca” (yogures, postres) en desmedro de la fabricación de quesos. A estos escenarios se suma la discusión de reestructuras en Coleme (Cerro Largo) y en Pili (Paysandú) por lo que el sindicato pretende que urgentemente se reúna la Mesa Intersectorial con participación del sindicato, los ministerios involucrados y las empresas.
Pese a la mejoría de los precios, la menor remisión de leche y las inversiones en tecnología, han reducido el personal que trabaja en la industria (hoy son unas 4.000 personas). El sector perdió casi 600 empleos con los cierres de Ecolat y Schreiber Foods en 2015. El sindicato presentará al gobierno un listado de 30 ex trabajadores de Ecolat que aún no se han reinsertado.

Fuente: Uypress

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí