Gremios docentes de todo el país acataron el paro ayer  lunes y el día de hoy,  una medida de fuerza dispuesta por la Confederación de de Trabajadores de la Educación de la República Argentina Ctera) en reclamo de paritarias nacionales. Se estima que el paro tuvo una adhesión del 95%  en las escuelas públicas y 75% en las privadas. 70 mil personas marcharon ayer, y postergaron el inicio de las clases en 22 provincias.

“Lo que pedimos es que cumplan con la ley”, dijo la titular de Ctera, Sonia Alesso, frente al Palacio Pizzurno. “La Ley de Financiamiento Educativo dice que el gobierno nacional debe convocar a los cinco gremios nacionales a la paritaria nacional para discutir salarios y el fondo compensador”. “El neoliberalismo quiere volver a dividir nuestro salario en 24 distritos, como ya lo hizo en los 90”, dijo Mario Almirón, de Sadop.  Los docentes rechazaron oferta de aumento del 18% a pagar en cuatro tramos, indexables por la inflación.

El gremio de docentes CTERA, que reúne a sindicatos de todo el país, marchó en Buenos Aires en el inicio del plan de lucha, que incluye un paro por 48 horas, en reclamo de una oferta salarial que supere la actual y para que la Nación convoque a paritarias. La manifestación fue convocada desde las 10 de mañana, en el Congreso nacional y las columnas se desplazaron por el centro de la ciudad hacia el Ministerio de Educación .

Aunque la marcha fue convocada a las 10 horas, la movilización de los docentes se siente desde antes, ya que varias agrupaciones se concentran en Corrientes y Callao y cortan ambas arterias.

Por su parte el presidente Mauricio Macri también dijo que: los docentes hace una década que paran, “con resultado cero”.  El presidente se mostró, finalmente, preocupado por el bienestar de los maestros. “Sin ustedes no podemos hacer nada”, dijo. “Necesitamos que se sientan acompañados, cuidados, con herramientas para los desafíos del siglo XXI. Tenemos que darles las herramientas para que puedan generar ese camino para los chicos”.

Entre los argumentos con los que Cambiemos defiende su decisión de eliminar la paritaria nacional está el enganche del salario inicial docente al salario básico. Desde mayo de 2016, cada vez que el básico sube, el inicial docente también, hasta quedar un 20 por ciento por encima.

Los gremios replican que esta cláusula solucionó un problema, porque con la inflación el piso docente quedaba debajo de lo que marca la ley, pero no reemplaza a la paritaria.

La paritaria nacional es así un ámbito de discusión para que los salarios no dependan de la situación financiera de cada gobernación, como pasó luego de que durante la gestión de Carlos Menem, las escuelas fueron traspasadas a las provincias, pero sin los fondos correspondientes para pagar los sueldos. Hoy las provincias destinan, en promedio, alrededor del 20 por ciento de sus ingresos a pagar los sueldos docentes.

 

Información en base a medios argentinos

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí