La Asamblea por el Agua del Río Santa Lucía constató el 10 de febrero que la fábrica de grasa Mantex, ubicada en Santa Lucía, estaba vertiendo efluentes directamente en la Cañada de las Negras, 950 metros antes de su desembocadura en el río Santa Lucía.

Los integrantes de la Asamblea registraron con fotos y videos aquel vertido de color blanco y espeso, y extrajeron muestras que enviaron a analizar a un laboratorio; los valores de aceites y grasas, sólidos suspendidos totales, amoníaco y fósforo superaban, por lejos, lo permitido. Esa misma noche, mientras corroboraban lo que ocurría, un concejal de Santa Lucía le avisó a Leonardo Herou, director de Gestión Ambiental de la Intendencia de Canelones (IC).

Los vecinos habían denunciado a esta empresa en 2007 por daño ambiental ante la IC. Desde entonces, el expediente se movía cada tanto de una unidad a otra de la IC, pero estaba estancado desde 2013; el siguiente movimiento se dio cuatro años después, el lunes 13 de febrero, día en que funcionarios de la IC y de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) concurrieron a la fábrica, a raíz de la denuncia de los vecinos.

La Dinama informó a la empresa del incumplimiento y esta tiene un breve plazo para hacer sus descargos; luego de eso, el organismo la sancionará. Además de la multa económica, la fábrica deberá regularizar su gestión de los efluentes.

Fuente: Uypress

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí