Con el antecedente del éxito de las cámaras usadas por la intendencia de Montevideo para controlar las infracciones de tránsito, la videovigilancia se volvió para las Comunas un bien preciado, y ahora buscan aprovechar el despliegue de las cámaras de seguridad del Ministerio del Interior para tener también un mejor control en sus calles.
Una de las intendencias que ya se beneficia de las cámaras de esa cartera es Paysandú.

Según dijo a El Observador el director de Movilidad de esa intendencia, Eduardo García, se firmó un convenio con la Cartera que dirige Eduardo Bonomi por el que cada vez que la Policía detecta una infracción de tránsito, el video se guarda, se edita, la multa se pone por escrito y se envía la información procesada a la intendencia.
La comuna se encarga entonces de notificar al conductor y de ingresar la multa al Sistema Único de Ingresos Vehiculares (Sucive).
Pese a contar con sus propias cámaras, cuando se inauguró el Centro de Gestión de Movilidad (CGM), la intendencia de Montevideo aseguró que una de sus aspiraciones era poder intercambiar también información con el Ministerio del Interior, en un ida y vuelta para poder abarcar más vías tanto en el control de la seguridad como en el del tránsito.
Colonia
Sobre la posibilidad de que un sistema similar de coordinación entre el Ministerio del Interior y la Intendencia sobre el uso de las cámaras de vigilancia, HELVECIA consultó al Director de Tránsito de la Intendencia, Mario Leiva.
El funcionario dijo que desde que en Colonia hay cámaras instaladas, tanto por el Ministerio como por la Intendencia, “existe una colaboración permanente” entre ambos organismos, pero solamente en lo que refiere a siniestros de tránsito.
Leiva recordó que “por ahora” hay cámaras de videovigilancia solamente en Colonia del Sacramento, 15 del Ministerio y 6 de la Intendencia.
Leiva cree que en Colonia no se necesita ningún acuerdo o convenio como el firmado en Paysandú, señalando que la Intendencia de Colonia y el Ministerio tienen un contrato de trabajo, por el cual la Policía actúa conjuntamente con la Dirección de Tránsito, y el Ministerio recibe un porcentaje de lo que se recauda por el cobro de multas.
“Hace mucho tiempo que estamos trabajando en conjunto”, subrayó Mario Leiva.
Consultado sobre la posibilidad de que los registros de las cámaras sirvan de prueba para constatar infracciones de tránsito y aplicar multas en consecuencia, como ocurre en Paysandú mediante el acuerdo Intendencia – Ministerio, Leiva lo descartó, insistiendo en que únicamente en caso de siniestro, las imágenes pueden ser una herramienta, incluso, de prueba ante la Justicia.
Con respecto a las infracciones, dijo, enfáticamente, “de ninguna manera”
Hay que agregar que el Presidente de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (UNASEV) Gerardo Barrios, dijo que las cámaras permiten mejorar los controles en zonas de alta siniestralidad, sin hacer referencia a las infracciones de transito.
Lo mismo ocurre en Maldonado, donde las cámaras se utilizan para detectar embotellamientos o cortes y liberar esos puntos.
Responder
Reenviar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí