Nacional rescató un valioso punto en Chapecó tras comenzar perdiendo y puede hacerlo mejor aún si gana la próxima semana en el Parque Central ante el mismo rival. No fue buena la actuación del elenco de Lasarte, que tuvo la virtud de sostener el 1-1.

El encuentro arrancó mal para los albos, pese al aviso de Rodrigo Aguirre con un zurdazo a distancia que reventó el travesaño a los 3’. Tras ese anuncio visitante, el trámite pasó decididamente a manos de los locales.

A los 10’ cayó el 1-0 de penal gracias a Reinaldo, luego de una falta de Otálvaro sobre el atacante Arthur Caike. Si bien el brasileño exageró la caída, el colombiano le cometió infracción y la sanción fue correcta.

Chapecoense fue superior en la mayor parte del primer tiempo y exigió a Conde con un remate de Joao Pedro a distancia a los 19’. Tres minutos después anotó Wellington Paulista de cabeza, pero la conquista fue invalidada porque se apoyó en Polenta.

A Nacional le costaba con la pelota porque su rival lo presionaba y lo obligaba a salir en largo. A pura imprecisión dividía el esférico el elenco de Lasarte, que recién después de la media hora equilibró el trámite.

El 1-1 llegó a los 40’, cuando Kevin Ramírez recibió de Rodrigo Aguirre, llegó al fondo y mandó un centro atrás para la aparición de Hugo Silveira. El ariete tricolor definió de primera con el botín zurdo y la pelota se metió por debajo del arquero Moraes.

Precisamente Moraes se vistió de héroe a los 45’, cuando detuvo un zurdazo de Espino que pedía red. El Pacha atacó bien el espacio y recibió en el área un pase de Ramírez, que empezó a marcar el camino por su carril a espalda de Apodi.

El partido cayó en un pozo en el complemento, más allá de que siempre mantuvo la fricción y la emotividad. Los verdes asumieron la iniciativa, manejaron la pelota y buscaron el 2-1 con centros desde las bandas, pero no estuvieron certeros a la hora de definir.

Un cabezazo apenas desviado de Paulista anticipando a Rafael García a los 65’, y una notable atajada de Conde para evitar un autogol del propio García cinco minutos después, fueron los avisos de un equipo verde que volcó la cancha sobre la derecha.

Precisamente desde la derecha llegó la jugada más curiosa del partido a los 73’. Tulio de Melo apareció solo frente a Conde para desviar un buscapié, perdió con el arquero y definió con dificultad en el rebote, pero el balón dio en el caño y recorrió la línea hasta ser despejado por Porras.

Nacional, que llevaba rato abroquelado en su campo, tuvo su única llegada clara del segundo tiempo a los 78’, cuando Aguirre corrió tras un pase profundo del Tata González, se hizo espacio en el área y quedó de cara con el arquero. El zurdazo fue despejado in extremis por Moraes.

En el tramo final hubo más fricción, amonestaciones, provocaciones y poco fútbol. El punto le cayó como anillo al dedo al campeón uruguayo, que comparte el segundo lugar del grupo 7 con su rival de turno a dos unidades de Lanús, que goleó 5-0 al Zulia como local.

Fuente: Fútbol.com.uy.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí