En la mañana del sábado el Sindicato de CALDEM (Los Rumbos) realizaron un enlentecimiento del tránsito en la Ruta 1 a metros de la planta, ubicada en Camino de Los Colonos, para denunciar los rumores de cierre definitivo de esa industria, a fines de este mes de abril
Colocaron pancartas en ambos sentidos de la Ruta y entregaron volantes informativos a los conductores de los vehículos que circulaban por el lugar.
Acompañaron esta manifestación, las Representantes Nacionales por Colonia, Nibia Reisch (Partido Colorado) y Mercedes Santalla (Frente Amplio), los tres Alcaldes de la zona de influencia de la empresa, Analí Bentancur, de Colonia Valdense, María de Lima, de Nueva Helvecia y Daniel Dibot, de Rosario, además de Concejales y Ediles Departamentales.
Hubo también delegaciones de funcionarios municipales y de la Federación Nacional de Profesores de Secundaria (FENAPES)
Los trabajadores aseguran que la fábrica es viable, elaborando productos lácteos, mermeladas y conservss, que se venden en todo el territorio nacional.
Recibe y elabora 600 mil litros de leche por mes. En la actualidad tiene 80 trabajadores. Se inició con 92 y trabajan efectivamente 56 ya que para economizar, se recurre al seguro de desempleo rotativo.
El Sindicato reclama soluciones para seguir trabajando.
La empresa viene atravesando dificultades desde el año pasado, cuando entró en Concordato y algunos de sus acreedores se negaron a aceptar la propuesta de pago que se les hizo.
En febrero de este año, entró a Concurso de acreedores y el Síndico habría dispuesto el cierre definitivo para fines de abril.
Lourdes Dragolovich, Presidente del Sindicato, dijo que el cierre, además de dejar 80 familias sin trabajo, no se justificaría ya que “es una empresa rentable, tiene un buen mercado, todo lo que se produce se vende, no tenemos mercadería en stock”.
La dirigente sindical, agregó que “no podemos permitir otro cierre en la zona”.
Dice que en marzo se hicieron ventas por  $ 19 millones, pero “hemos visto unos movimientos y cosas raras, que nos muestran que hay una mala administración.
Dragolovich dijo a HELVECIA que “lo que reclamamos hoy es tiempo para demostrar que la fábrica es rentable”. Para ello, el Instituto Cuesta Duarte, del PIT-CNT proporcionó un Contador que comenzó a trabajar en marzo.
“Antes, esto estaba a la deriva y el Síndico reconoció que si está a la deriva es por una muy mala administración”, dijo y volvió a preguntarse “hacia dónde se está yendo la plata”. Consultada si existe algún diálogo con la patronal, Lourdes Dragolovich respondió que “al estar la llave de la planta en el Juzgado, el único diálogo es con el Síndico”.
Sobre el futuro, reiteró que “queremos demostrar que la planta es viable” agregando que han habido contactos con Inacoop, analizando la posibilidad de formar una cooperativa, si no surgiera un comprador.
Asegura que existe “buen diálogo” con el Banco de la Republica, principal acreedor de la empresa.
Dragolovich, dijo que se han hecho contactos con autoridades nacionales y departamentales buscando una solución que, hasta el momento no se avizora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí