(Montevideo portal) Hubo corridas y tiroteos en las inmediaciones del estadio. Se detuvo a 30 personas y 18 policìas resultaron lesionados. Las cámaras de seguridad exteriores no funcionaron.

El partido entre Peñarol y Palmeiras por la Copa Libertadores tuvo incidentes en la cancha, en las tribunas y también fuera del estadio.

Hinchas de Palmeiras cruzaron ayer el pulmón de seguridad y se pelearon a golpes de puño con parciales de Peñarol que bajaron hacia el portón de acceso del pulmón. Con este clima caliente, muchos hinchas aurinegros quisieron esperar al término del encuentro a los brasileños, que por norma de seguridad debían aguardar 25 minutos antes de salir del Campeón del Siglo.

Policías de Tránsito tuvieron dificultades para sacar a los hinchas de Palmeiras del estadio e incluso uno de los agentes fue golpeado. Efectivos del Grupo de Respuesta Táctica debieron reforzar la zona para evitar mayores incidentes.

Los problemas se extendieron a las inmediaciones del estadio. Según explicaron fuentes policiales a Montevideo Portal, hubo corridas y tiroteos en las inmediaciones de Camino Maldonado y a uno de los efectivos policiales le robaron el arma de reglamento.

La policía debió solicitar también una ambulancia para Camino Maldonado y Camino de los Siete Cerros, luego de que se reportara un herido de bala.

De acuerdo a información proporcionada a Montevideo Portal por fuentes del Ministerio del Interior, 15 hinchas fueron detenidos por avalancha en ingreso a las tribuna Cataldi, y dos por amenazas a policías. Al finalizar el primer tiempo, cuando se produjo un desorden, donde las parcialidades pretendieron acceder a tribunas rivales, se detuvo un hincha de Palmeiras. También se detuvo a una persona por desorden al ingresar a la tribuna Henderson

Al finalizar el partido, algunos parciales de Peñarol intentaron atravesar el tejido exterior para llegar donde se encontraban los brasileños. Atento a ello se procedió a despejar el área con un equipo de choque, generalizándose una pedrea en la que resultaron heridos 18 policías y seis móviles sufrieron daños en vidrios, deteniéndose a 10 parciales de Peñarol.

Como informábamos, en el tumulto fue agredido un policía al que le robaron una pistola Glock.

Un detalle importante es que las cámaras externas, a cargo de la empresa de seguridad Securitas, no se encontraban en funcionamiento.

Se coordinó la obtención de los registros fílmicos de los incidentes ocurridos dentro del estadio, así como se contactó a la Dirección de Tránsito de Jefatura de Policía de Montevideo, que proporcionará el registro fotográfico de los daños a los vehículos.

También se realizó un relevamiento fotográfico y fílmico de los incidentes y daños en la tribuna Guelfi.

Foto: Pulzo.com

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí