Nuestro compatriota, Pablo Aprahamian se quedó con la medalla de bronce en el campeonato Panamericano de Judo que se realizó en Panamá, volviendo a colocar a Uruguay en un podio continental.

El olímpico en Río de Janeiro 2016, fue tercero en la categoría de menos de 100 kilogramos tras ganar tres combates y perder el restante, con una gran actuación.

Aprahamian comenzó su camino venciendo al guatemalteco Armando Pineda por ippon, misma vía por la que despacho al chileno Italo Córdova para meterse en la semifinal.

Allí se encontró con el experiente cubano José Armenteros, cayendo por ippon a los 3:14 minutos de combate, lo que lo derivó a la pelea por el bronce ante el colombiano Carlos Garzón.

Allí venció por 3 wazari a 0 a su rival y esto le dio la obtención de la tan ansiada medalla de bronce en el torneo.

“Es algo increíble, una alegría dificil de explicar. Estar en el podio fue un sueño” comentó Pablo Aprahamian a Montevideo Portal desde Panamá.

“Fue como una sensación doble porque en la última pelea, en la que estaba en juego la medalla de bronce, hago un buen barrido y el colombiano cae fuerte y me dan ippon (símil al nocaut del boxeo). Ahí festejé, puño apretado, todo y resulta que después lo corrigieron y me dieron wazari y tuve que seguir peleando. Fue como una alegría bajada a tierra que después pudo concretar”, aseguró el judoka.

Consultado sobre si veía la posibilidad de pelar el bronce cuando se sortearon los cuadros, Aprahamian nos contó: “confiaba en mi preparación. Sabía que en la primera lucha tenía que ganar como sea y si pasaba venía el chileno que me ganó en la final del Sudamericano del año pasado y el bronce en el Open de Lima y Santiago. Creo que ganarle me dio un plus en confianza para llegar a este logro”.

Un camino en pleno ascenso del celeste que se codea de igual a igual con los rivales del continente tras su participación olímpica del 2016.

Montevideo Portal l Andrés Cottini

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí