El joven de 21 años, sospechoso de asesinar a su abuela de 70 años y su bisabuela de 91 en Paysandú, se entregó a la Policía en la tarde de este lunes.

Según informó el Ministerio del Interior, se logró la detección del hombre gracias al trabajo de negociación llevado a cabo durante varias horas, por un experto en crisis de la Policía Nacional.

Las víctimas, que vivían con el joven en la calle Bolívar y 18 de Abril, habrían sido golpeadas, apuñaladas y degolladas.

Se presume que el móvil de los homicidios fue el hurto con el propósito de obtener dinero para comprar estupefacientes. El juez penal Fabricio Cidade dijo a El País que “Aparentemente esta persona tiene un grave problema de adicción a las drogas”.

 

Fuente: Espectador.com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí