Mediante esta exposición, Beat Presser quiso ilustrar los diversos aspectos que conforman el mundo alpino: una naturaleza dura, de picos y glaciares, que puede a primera vista parecer intocada por el hombre; actividades humanas tales como la industria, la hidroelectricidad o el turismo invernal, fundamentales para las economías de las regiones de montaña, pero que al mismo tiempo modificaron profundamente un paisaje antaño virgen; y finalmente los habitantes de este mundo alpino, a los cuales Beat Presser rinde homenaje. La exposición también releva la omnipresencia del agua en los Alpes, su curso natural, sus varios usos económicos, sin olvidar los riesgos que puede generar. No en vano Suiza, en cuyo territorio nacen dos de los principales ríos europeos, el Ródano y el Rin, es considerada a menudo la torre de agua del continente.

Beat Presser nació en 1952 en Basilea (Suiza) y realizó su formación de fotógrafo y camarógrafo en Basilea, París y Nueva York. En los años ochenta trabajó con el realizador Werner Herzog, ocasión en la que realizó una serie de retratos del actor Klaus Kinski, así como fotografías de las películas Fitzcarraldo y Cobra Verde. Ha publicado numerosos libros de fotos y presenta sus producciones en galerías y museos de todo el mundo. Sus últimas obras tratan de la navegación en el Océano Indico, el baile balinés en Indonesia y el Nuevo Cine Alemán.

 

La exposición ya está abierta al público de 10:30 a 16:30 horas, aunque su inauguración será el martes 23 a las 18 horas y se podrá disfrutar en las instalaciones del Palacio Santos hasta el viernes 26 de mayo, en el Patio empedrado del Palacio Santos.  Será luego trasladada a San José, en cuyo Espacio Cultural se expondrá a partir del 1° de junio.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí