El escándalo de corrupción que envuelve al presidente brasileño Michel Temer  preocupa al sector exportador.

La situación genera “incertidumbre y volatilidad en los mercados”, dijo a radio Rural Teresa Aishemberg, secretaria ejecutiva de la Unión de Exportadores.

Entre otros factores, la suba interna del dólar impacta negativamente sobre los productos exportados por Uruguay.  “Estamos caros y vamos a quedar mucho más caros con esta devaluación brasileña”, subrayó.

En abril Brasil fue el principal comprador de lácteos locales, con US$ 23 millones, un 64% del total exportado,  de acuerdo a los datos de comercio exterior publicados por el Instituto Uruguay XXI. En lácteos “estábamos exportando a Brasil y nos llenaba de esperanza. Las compras venían subiendo hasta abril”, sostuvo Aishemberg.

Por su parte, el economista Hernán Bonilla, director ejecutivo, Centro de Estudios para el Desarrollo, dijo al mismo medio que esta crisis en Brasil tendrá repercusión sobre la economía uruguaya. “Lo que pasa en Brasil nos pega directamente por nuestras relaciones con Brasil y por su impacto en Argentina, que luego termina repercutiendo por esa vía en Uruguay”, señaló.

Particularmente sobre el sector lácteo, “hay una preocupación fuerte”, dijo. “Uruguay ha perdido competitividad desde el año pasado en forma muy marcada (…) aunque había cierta paridad con Basil, esa paridad ahora se rompe. El tipo de cambio en Brasil da un salto y eso deja en off side a los exportadores uruguayos y esa es una noticia preocupante”, insistió.

“Es razonable la preocupación de los exportadores, habrá que ver cómo evoluciona la situación en los próximos días”, consideró el economista.

 

Fuente: Lecheriauy.com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí