El último invierno no solo fue el más frío en muchos años, sino también uno de los más conflictivos en cuanto al sector del supergás y a los uruguayos se les complicó el acceso a la calefacción. Ahora, en cambio, mientras Meteorología anuncia que comienzan a bajar las temperaturas, desde el Ministerio de Trabajo afirman con optimismo que empresas y trabajadores se prepararon “con diálogo y vocación de ayudar” y esperan una temporada tranquila.

“Ojalá que se concrete por el bien del país” y el abastecimiento de supergás durante el próximo invierno se efectúe sin problemas, dijo este jueves el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, en declaraciones que recoge el portal de Presidencia. “Observamos muy positivamente” que las empresas aceptaran e implementaran las recomendaciones de los ministerios de Industria y Trabajo para evitar el desabastecimiento, agregó.

Desde el sector sindical, Raúl Ferrando, dirigente de la Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y Servicios (Fuecys), que engloba al sindicato del gas, explicó a ECOS que “hay paz sindical porque el convenio es bueno, hay ordenamiento, se está reuniendo la tripartita de salud laboral y corrigiendo cosas erradas”.

“Tuvimos una negociación colectiva que fue buena para los trabajadores y de ella salieron comisiones para estudiar diversos temas (relacionamiento, ordenamiento, clearing de garrafas”, dijo y resumió en que “se ha hecho una preparación para que no haya conflictos”.

De todos modos, el dirigente agregó que existe una problemática logística que afecta al sector. “Cuando vienen las olas de frío las empresas no dan abasto” y eso no se solucionará completamente con las mejoras que se realizaron para este año. Señaló que se compraron garrafas y camiones, con lo que mejorará el reparto a los locales de venta, “pero seguirá fallando la relación local de venta-público”.

“Antes la gente iba al local o compraba al camión que pasaba por la casa, pero ahora es todo por teléfono y cuando vienen las olas de frío los call center y las camionetas no dan abasto, porque el trabajo se va al doble”, afirmó. Ferrando explicó que si un local normalmente tiene cinco vehículos durante esos días necesita diez, pero no puede comprar más o contratar más personal “por las dudas”, y el servicio se resiente.

A esto se suma que, por tratarse de un “trabajo insalubre”, el sindicato no acepta la realización de horas extras. Y también hay complicaciones por la seguridad, ya que en determinadas zonas, en horas de la noche, las camionetas no trabajan. “No es un problema solo del dinero que lleve el trabajador, que se ha podido mejorar bastante, el problema es que se sigue llevando un valor físico arriba de la camioneta. Cada garrafa vale 2.000 pesos, y vacía o llena sirve robarla”, explicó Ferrando.

Pese a esas complicaciones, el dirigente de Fuecys se mostró optimista en cuanto a la temporada invernal y dijo que para que haya conflicto debería pasar “algo raro”. Aclaró, de todos modos, que hay cláusulas de prevención de conflictos en los convenios.

Más garrafas en todas las empresas privadas

Entre las recomendaciones que mencionó el ministro Murro a las empresas estaba la incorporación de más envases y vehículos para mejorar la entrega, además de planes de contingencia ante picos de la demanda.

Y las empresas adquirieron más garrafas. Según informó el diario El País, Riogas adquirió 25.000 envases y 16 nuevos camiones para la distribución, además de mejorar su flota de gas a granel.

En Acodike, en tanto, se informó que el stock tendrá un crecimiento del 15% y se sumará otro camión a la flota de granel. Y Megal anunció que en junio incorporará un nuevo carrousel para llenar más garrafas de 13 kilos, además de aumentar su stock de envases en un 25%.

Fuente: Ecos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí