Hebraica Macabi se quedó con el bicampeonato, que se suma a la Liga obtenida la temporada pasada y la sexta corona de su historia, confirmando su favoritismo en lo previo y que la inversión económica realizada en su plantel dio grandes resultados.

El primer cuarto fue de lo mejor de la serie, dinámico, goleado y jugado a un ritmo impresionante, con dos equipos que sabían lo que se jugaban en la séptima final. Desde el inicio Macabi planteó una defensa zonal 2-3, cargando en el poste bajo con Lloreda en ofensiva, para llegar a sacar 7 de ventaja. Los triples, sobre todo en manos de Demian Álvarez, mantuvieron a Aguada en juego, que aprovechando la salida de Lloreda, logró igualar en 27 el cotejo al cierre del primer cuarto.

Para el segundo período el Macabeo volvió a alternar defensas individuales y zonales, yendo a la 2-3 cuando convertía en el aro rival y tomando referencia cuando marraba, un acierto estratégico de Leo Zylbersztein. Esto trajo aparejado malas decisiones del Aguatero, que Macabi se las hizo pagar con puntos tras pérdidas, además de seguir cargando en el poste bajo con el ingreso de Hicks. Un parcial de 16-2 en 9 minutos resultó lapidario, marcó el partido y solamente un triple de Panchi Barrera maquillaron el cierre de la primera parte.

Hebraica no se desapegó de su plan defensivo y tuvo éxito, controló su rebote defensivo con un Izaguirre enorme, contando con el talento de Parodi para asistir y la excelencia de García Morales para anotar, aprovechándose de un elenco Aguatero golpeado y que vio cómo su rival no falló en la noche crucial.

El último cuarto le sobró al juego, Aguada siguió sin saber cómo atacar una zona que dejó de alternar para plantarse definitivamente, siendo los últimos 10 minutos de disfrute para los hinchas macabeos, que esperaron el final del partido para desatar su alegría y celebrar su primer bicampeonato en la historia.

Hebraica Macabi obtuvo su sexto título en el historial, ganó la séptima final desde la planificación, tuvo rendimientos que rayaron a gran altura en el día D y a un Leandro García Morales que volvió a ser elegido el MVP, sumando su quinto título de Liga en 5 finales disputadas.

Si bien el Rojiverde no estuvo a la altura en el último juego, nada empañará una campaña excepcional, llegando a un sitial que pocos esperaban, con un gran trabajo del Hechicero Cabrera en la conducción.

Fuente: Montevideo Portal.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí