La actitud del productor lechero del Departamento de Flores, Alejandro Arregui, rechazando el descuento propuesto por el Gobierno a los tamberos de todo el país: 15% en los próximos tres meses de consumo, provocó impacto y se ha difundido a través de numerosos medios de prensa.

Arregui envió una nota a UTE, pidiendo no ser incluido en el sistema, en la que manifestaba, entre otras coas que “si bien tenemos problemas, también tenemos dignidad, lo que nos obliga a no pedir ni aceptar limosnas, que como tal consideramos su ofrecimiento”.

Arregui, conocido por su actividad productiva, no integra ninguna asociación gremial, si bien participa actualmente de la “Asamblea de los 29” de Conaprole, señala en su su carta dirigida a Gonzalo Casaravilla, Presidente de UTE, que se presenta ante el jerarca “a los efectos de rechazar el descuento del 15% de los primeros 500 kW durante tres meses en la factura de UTE, según lo anunciado por el presidente de la República en el Congreso de Ministros realizado en Cardal el 8 de mayo del presente año, por considerarlo simplemente ridículo ya que no resiste el menor análisis en la situación actual del sector”.

Y agrega que “el sector lechero uruguayo, con un crecimiento sostenido durante los últimos años, ha logrado ubicarse como quinto exportador mundial de leche en polvo. Si bien tenemos problemas, también tenemos dignidad, lo que nos obliga a no pedir ni aceptar limosnas, que como tal consideramos su ofrecimiento”.

Y explica: “a modo de ejemplo, adjunto facturas de UTE de los meses de febrero y marzo del corriente año. Con un consumo promedio de 6.000 kW, la factura del mes de febrero asciende a $44.786, por lo que, de aplicarse, el descuento se reduciría el costo en $559, abonándose $ 44.227; la factura del mes de marzo es similar”, detalló.
Por último, Arregui sostuvo que: “como integrante de un sector productivo serio, quedo a la orden para conversar seriamente sobre un aporte energético significativo al sector cuando usted lo crea pertinente”.

De ridículo a irrisorio
HELVECIA entrevistó a Alejandro Arregui, quien confirmó enfáticamente su decisión de no aceptar el descuento, a pesar de que un “ajuste” en la información, hizo variar el valor del descuento que sería de $ 6.000 y no $559.
Esta variante, se la comunicó a Arregui el Gerente Comercial de UTE, Cr. Luis Margenat, quien lo llamó telefónicamente, a raíz de la repercusión de lo dispuesto por el productor en las redes sociales primero y en los medios después.
Margenat le explicó a Arregui que aquellos productores que tenga una potencia contratada de hasta 15.000 Kw., en los primeros 500, se descontaría el 80% (unos 400 Kw)
A quienes tengan una potencia contratada mayor, se les descontará el 15% del consumo, lo que no significa el 15% de la factura, por el sistema de tarifa multihorario.
Arregui señala, que, en tal caso, el descuento que le correspondería a él según las facturas de febrero y marzo enviadas junto a la carta, sería de $ 6.000.
“Esto me hace cambiar el adjetivo de ridículo a irrisorio. Es decir, deja de ser ridículo pero sigue sin servir”, manifestó.
Para Alejandro Arregui, el descuento “es más significativo” pero, insistió.

Agregó en su diálogo con HELVECIA que “las cosas cambiarán si ese descuento de prolongara en el tiempo”, pero, enfatizó, “por tres meses no tiene sentido”.

Consultado si esa prolongación fue planteada al Cr. Margenat, Arregui dijo que “no llegamos a hablar de eso y quedará para otra instancia”
HELVECIA preguntó cuáles serían los pasos a seguir por él de ahora en más o la instancia quedada cerrada con la comunicación a UTE de su rechazo, Arregui dijo que su iniciativa fue personal y no pensó que iba a tomar tanta relevancia pública.
Dijo que cualquier movimiento que pudiera iniciarse organizadamente en el mismo sentido “no me corresponde a mí, sino que serán las gremiales las que resuelvan qué hacer”.
Pero manifestó su disposición a “colaborar en lo que sea”, agregando que “ojalá las gremiales tomen este asunto y poder llevar esto a otro nivel”.

Se manifestó dispuesto a “hablar con quien sea, con el Presidente de UTE  o con el Presidente de la República”
Arregui considera que si las autoridades tomaran en cuenta la posibilidad de prolongar en el tiempo el descuento, sería “una ayuda hasta que las condiciones mejoren”, pero recordó que el sector lechero “está herido, se está resquebrajando, está complicado, hay endeudamiento, que responde a dos factores: al precio internacional y al costo país, todo lo que hace que el costo de producir, hoy por hoy, es tremendo y el Gobierno debería tener en cuenta que el sector lechero ha aportado mucho al país y debería tener otra consideración”.

Informe: HELVECIA / foto: losagronegocios.uy

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí