Desde las 13:00 horas de este viernes y hasta las 22:00 del domingo no se trabajará en la planta de Montevideo Refrescos, en rechazo a la decisión de un gerente de dialogar con trabajadores sin incluir a dirigentes sindicales.

La medida se decidió en rechazo a la actitud de un gerente de dialogar directamente con operarios del área de distribución interna, sin incluir a dirigentes sindicales.

Fuentes del STCC, explicaron que hace más de 25 años hay un convenio firmado que indica que el diálogo con un trabajador sindicalizado se debe hacer por medio de sus representantes y no de forma directa.

El convenio, según afirman, lo firmó la Federación de la Bebida y está aclarado que se debe hablar con los representantes de los trabajadores y no con ellos de forma directa.

Anunciaron, además, que la empresa pretende despedir a 17 trabajadores, sin aclarar los motivos o dar una justificación de por qué se piensa tomar esa medida. El gerente se habría acercado a los trabajadores para brindarles soluciones ante esa situación, y que, según las fuentes, les decía que muchas de esas opciones no eran acompañadas por el sindicato pese a ser beneficiosas para el trabajador.

Los “ofrecimientos” consistían en reubicar a algunos trabajadores en otro sector de la empresa, lo que implicaría una pérdida salarial para ellos mientras que su tarea la realizaría un tercero.

Por su parte, Montevideo Refrescos (Coca-Cola) reafirmó “su legítimo derecho como empleador a establecer un diálogo directo con todos sus colaboradores”, explicaron fuentes vinculadas a la empresa.

“El gerente mencionado” realiza recorridas habituales en la planta y “en el día de hoy, dialogó con trabajadores de varios sectores, incluyendo dos del área involucrada en el proceso de reorganización”, declararon las fuentes, y agregaron que “todas estas conversaciones se dieron de manera voluntaria, cordial y en buenos términos”.

“Montevideo Refrescos lamenta la significativa pérdida económica que este paro ocasiona a nuestros colaboradores y clientes, y su impacto en nuestros consumidores a quienes debemos nuestro negocio”, agregaron las fuentes consultadas.

A su vez la empresa entiende que la medida de paro “viola, simultáneamente, el marco de relacionamiento establecido para la resolución de conflictos, y el convenio vigente de 45 días”, que fue activado por la empresa el pasado 15 de mayo con motivo de una “reorganización del área de distribución interna y el mismo no permite a las partes tomar medidas o innovar durante este período”.

Desde el sindicato esperan por la reunión bipartita que se llevará a cabo el martes en la mañana para poder encontrar una solución o avanzar en la problemática. Por el momento no planean nuevas medidas.

 

Fuente: Uypress

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí