Como sucede en los casos de Ángel Correa o de Thomas Partey, José María Giménez es uno de esos jugadores que no es titular indiscutible en el Atlético de Madrid que demanda más presencia. Año de Mundial y muchos futbolistas se juegan mucho. El uruguayo entiende que es el momento de tener un sitio fijo en el club que así se lo proponga.

El Atlético está decidido a no dejar salir a jugadores importantes y en ese tira y afloja se moverá este asunto. El año pasado Giménez no se marchó. Quizás éste tampoco. En el club rojiblanco tienen claro que es una apuesta de futuro importantísima. Durante el curso pasado se convirtió en un auténtico comodín para Simeone.

En el curso recién concluido, Giménez jugó de central, de mediocentro defensivo, de lateral derecho… Un lujo de jugador que del que el Atlético entiende que no puede prescindir. Para él fue una campaña complicada con hasta cuatro lesiones musculares. Participó en 29 partidos, 23 de ellos como titular, para un total de casi 2.000 minutos en los que marcó un gol y dio una asistencia.

Pero con todo, la realidad marca que en cuatro temporadas en el Atlético ha disputado apenas 96 partidos (87 como titular), lo que significa menos de 25 por temporada. Poco para un jugador de su proyección y calidad al que ofertas no le faltan. La última en surgir, la del Inter de Milán. Según informó el diario ‘Il Corriere dello Sport’, el cuadro lombardo le tiene en la agenda. Afirma la información del medio italiano que el Atlético pediría alrededor de 25 millones de euros, lo que a todas luces parece inexacto.

En base a Mundo Deportivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí