El fiscal Gustavo Zubía asegura que el asesino de Coronel (asesinado a quemaropa en una pizzeria de Pocitos) podría salir en libertad en apenas seis años si se lo juzga con el nuevo Código del Proceso Penal que tendrá vigencia desde el 1° de noviembre. Si bien podría ser menos, porque podrían surgir atenuantes, los cálculos de Zubía se basan en que la Justicia le aplicaría la pena máxima de 30 años, según explicó a El País.

“Si fuera sentenciado, el homicida del funcionario (policial) puede reducir un tercio de la condena por trabajo o estudio y a la mitad pedir libertad anticipada”, dijo el magistrado.

Por su parte, el abogado del sindicato policial, Washington Abdala, se manifestó a favor de la cadena perpetua en casos como el del delincuente que ejecutó al efectivo en Pocitos. Al respecto, indicó a El País que estas situaciones requieren un “abordaje excepcional”.

Tres equipos trabajando.

La búsqueda del matador del policía está en manos de los investigadores de la Zona II y de la Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Policía de Montevideo. Junto a ellos se encuentra desplegado el equipo técnico que evalúa los sistemas de videovigilancia de toda la ciudad.

 

Fuente: En base a El País

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí