“Lo importante es que desde el Instituto Nacional de la Carne se trasladen indicaciones precisas de cuáles son las necesidades de producción ovina para que los privados dispongan del mejor respaldo para su desarrollo”, dijo su titular, Federico Stanham, al destacar el convenio firmado entre esa entidad, el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria y empresarios en busca de mejorar la competitividad en mercado externo.

El convenio “Investigación, transferencia de tecnología e innovación para la mejora de la competitividad internacional de la Cadena Cárnica Ovina del Uruguay” fue rubricado en Florida por las autoridades del Instituto Nacional de Carnes (INAC), el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), el gremio de los productores ovinos.

De este modo se conformó una asociación interinstitucional, con el objetivo de llevar adelante acciones conjuntas de investigación, innovaciones público–privada e implementar una agenda de trabajo asociada a la actividad, tanto en aspectos de producción, comercialización como de exportación. Además se otorga especial énfasis a temas como salud humana, innovación a nivel del proceso industrial, calidad y nuevos productos así como acceso a mercados de valor.

El convenio firmado el viernes 21 “sirve para construir señales e información mirando a mediano plazo y además novedoso por las tres instituciones involucradas”, remarcó Stanham, en entrevista con la Secretaria de Comunicación Institucional.

En ese sentido, el presidente del INAC apuntó que lo importante es que desde este organismo, de integración público-privada, se trasladen indicaciones concisas de cuáles son las necesidades en términos de producción para que los esfuerzos, que se hacen a nivel de productores, dispongan del mejor respaldo en términos de reconocimiento de calidad en la materia prima y valorización del producto.

El convenio estableció el periodo de 2017 a 2019 como el primero de funcionamiento, en base a la gestión de un Comité de Coordinación con representantes de las tres instituciones firmantes. “En carne ovina, Uruguay no tiene problemas ni limitantes de mercados, aunque sí puede haber en algunos momentos problemas de precios”, dijoi Stanham.

“El tema es la dificultad que tiene el sector productivo en decidir en invertir con alto nivel de gestión y tecnología para, de esa manera, aumentar su producción”, añadió el jerarca, quien apuntaló que la cercana habilitación del mercado de Estados Unidos para la carne ovina con hueso uruguaya, junto con el despertar de China, son “espaldarazos” para el desarrollo del sector.

Fuente: presidencia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí