Los 30 años que vivió José Artigas en Paraguay, tras exiliarse en 1820, su labor social en las comunidades que integró y la influencia en los procesos históricos de ese país constituyen el eje de una nueva ruta turística, denominada Las Huellas del Karai Guazú. En su presentación en Montevideo, la ministra de Turismo de Uruguay, Liliam Kechichian, y su par visitante, Marcela Bacigalupo, destacaron el legado del prócer.

“Uruguay está muy agradecido a Paraguay por haber recibido durante 30 años a Artigas, el mejor de todos nosotros”, destacó Kechichian, en el acto de presentación realizado en la sede del Ministerio de Turismo de Uruguay.

“Artigas fue en ese país un hombre sensible con los que menos tenían, con los pobres, los indios y los negros, quienes fueron sus acompañantes hasta el final de su vida, además de un líder incomprendido en su tiempo y también mucho después”, destacó.

“Uruguay tiene una deuda histórica con Paraguay, que es la Guerra de la Triple Alianza (invasión a ese país de 1865 a 1870, que Uruguay perpetró junto con Argentina y Brasil), que nos avergüenza y no nos va a dar la vida para saldarla”, añadió la ministra en la ceremonia del miércoles 16, a la que asistieron autoridades del área de ambos países para lanzar Las Huellas del Karai Guazú, que en lengua guaraní significa ‘gran señor’.

Kechichian y Bacigalupo estuvieron acompañadas del embajador de Montevideo en Asunción, Federico Perazza, y de su contraparte paraguayo, Luis Enrique Chase, y el presidente ejecutivo de la aerolínea Amaszonas Uruguay, Alberto Cabrera, entre otros operadores públicos y privados del sector de ambos países.

Esa ruta de turismo histórico, que pone el énfasis en la estadía de Artigas de 1820 a 1850 en Paraguay, está integrada por circuitos de dos a cuatro días de duración, que proponen un recorrido temático centrado en el prócer de los uruguayos y su influencia en el proceso histórico de Paraguay.

El itinerario incluye el Solar de Artigas, en el Jardín Botánico, que fuera la última morada del líder oriental, la Iglesia de la Santísimo Trinidad, donde Artigas ofició de catequista, todo ello en Asunción, además del Solar de Artigas en Curuguaty, distante 244 kilómetros al noreste de la capital paraguaya, entre otros puntos.

“Los turistas buscan identidades, y esta nueva ruta tiene particularidades que posee solo Paraguay, vinculado a los últimos años de Artigas, que lo hace muy atractivo”, apuntó Kechichian. La secretaria de Estado recordó que un promedio de 21.000 uruguayos viajan a Paraguay por año y los paraguayos que llegan a nuestro país son casi 50.000. Estos arriban en forma muy concentrada en los meses de verano y a Punta del Este.

En tanto, Perazza sostuvo que el Solar de Artigas es el componente más afectivo que tiene la relación bilateral uruguayo-paraguaya. “Los uruguayos todavía no hemos adquirido, en su justa medida, lo que ha sido la vida de Artigas en el Paraguay”, consideró. “Fueron 30 años muy ricos, en los que fue recibido en asilo, y su relación con el gobierno paraguayo, su integración al país y la labor social con las comunidades”, añadió.

La ruta “muestra y resume la vida, la pasión y el quehacer del general José Artigas y su interacción con las comunidades que ha integrado; un museo, una importante avenida y una escuela llevan su nombre y (sumados a otros puntos de interés) aportan a su legado”, dijo Bacigalupo.

Fuente: presidencia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí