La diputada Nibia Reisch (Partido Colorado) le solicitó al Gobierno la baja del Impuesto de Primaria en cuatro localidades del departamento de Colonia dado que, como consecuencia de la mala interpretación del reaforo implementado en el año 2001 y los últimos decretos dictados por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) en ese sentido, los valores que se paga por concepto de Impuesto de Primaria son absurdamente más elevados que los que se pagan por Contribución Inmobiliaria.

La legisladora manifestó en la Cámara de Representantes que “en instancias de estudio de normas presupuestales me voy a referir a una situación que nos reclaman los vecinos de nuestro departamento, de las ciudades de Colonia, Carmelo, Tarariras y Nueva Helvecia. Nos referimos a la injusticia y desigualdad que se dan en ellas con relación al Impuesto de Primaria”.

“Para historiar como surge el problema, nos remontamos al  2001, cuando la Intendencia de Colonia con el apoyo de un préstamo del BID,  realizó una  medición, evaluación y reaforo de unos 16.000 inmuebles en estas cuatro ciudades, lo que representó un incremento sensible en los valores de aforo preexistentes, ya que dejó de tomarse como base de cálculo el valor histórico, tomándose el (nuevo) valor BID”, expresó.

“El impuesto se  paga de acuerdo a cuatro franjas y se liga a los valores reales de los inmuebles fijados por Catastro con tasas que van del 0,15 al 0,30%. Como en las  cuatros ciudades mencionadas se toma como base del cobro del impuesto el aforo BID, que es muy superior al de Catastro, los montos a pagar por el Impuesto de Primaria son notoriamente superiores”, argumentó.

“El Artículo 282 de la Ley Nº 12.804,  con criterio racional,  había dispuesto que el Poder Ejecutivo fijara las tasas una vez que la Dirección General de Catastro hubiera cumplido con la obligación de fijar el valor real de los inmuebles. En el caso de estas ciudades, el reaforo se fijó y a partir de allí el  valor del Impuesto de Primaria tuvo para los sujetos pasivos obligados reajustes desmedidos que oscilan desde un 300%  a un 2.000%”, indicó.

“Dado que no en todos los departamentos se cumplió con la tarea de reaforar,  el Poder Ejecutivo determinó gradualmente el valor para cada Ejercicio ajustando el mismo de modo acorde al costo de vida (a la inflación), salvo que Catastro dispusiera un valor distinto. La reglamentación dispuso que para el caso que el valor fijado por Catastro difiriera del de reajuste, para los sujetos pasivos del IMPUESTO al PATRIMONIO, del IMPUESTO A LAS TRASMISIONES PATRIMONIALES  y del IMPUESTO DE PRIMARIA se tomaría el de menor valor”, explicó.

“Sin embargo los decretos posteriores dictados por el MEF, no sabemos si por error o por intención, no siguieron igual criterio. Dejaban fuera al Impuesto de Primaria y con ello cesó la igualdad, la justicia tributaria y, lo que es peor, la legalidad”, manifestó.

“Irónicamente, cumplir con la obligación legal de reaforar perjudicó a cuatro ciudades y generó la enorme injusticia que paguen con un criterio diverso que lleva a que el Impuesto de Primaria supere hoy día incluso al de la propia Contribución Inmobiliaria”, reveló Reisch, quien solicitó remitir su exposición al Poder Ejecutivo a efecto de “corregir esta desigualdad por vía reglamentaria”.

“Los colonienses no pretendemos incumplir con las obligaciones tributarias y en especial con este impuesto, que entendemos busca un fin muy loable, con el cual se financian, entre otros rubros, gastos de alimentación, transporte escolar, trabajos de reparación, seguridad y limpieza de escuelas. Pero queremos una solución definitiva para una situación de desigualdad e injusticia tributaria que ha forjado una situación absurda y contraria a la normativa legal”, finalizó Reisch.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí