La farmacia Carmelo, en Colonia, dejará de vender marihuana en cuanto se quede sin stock, luego de que el banco BBVA le comunicara que le cerrará la cuenta bancaria con la que opera, según informó El País. Con esta ya son dos las farmacias que se bajaron de la venta de cannabis legal debido a que las instituciones financieras con las que operan se niegan a mantenerlos como clientes para no entrar en conflicto con los bancos corresponsales con los que realizan negocios internacionales.

Según un relevamiento realizado por El Observador el pasado 17 de agosto, de las 16 farmacias que iniciaron la venta de marihuana el 19 de julio, cuatro aseguraron que dejarán de vender si corren riesgo de que les cierren sus cuentas bancarias, entre las cuales se encontraba la farmacia Carmelo. Además, dos señalaron que analizarían qué hacer si se diera esa situación, dos más adelantaron que seguirían vendiendo a pesar de todo, y siete prefirieron no dar declaraciones.

Dentro de esas siete están dos farmacias que son representadas por Durán. El abogado aseguró que de no aparecer una solución que les permita continuar operando con un banco es probable que dejen de vender marihuana.

La primera farmacia que decidió bajarse de la venta fue la Pitágoras de Malvín Norte, luego de que el banco Santander le notificara que cerraría su cuenta si no dejaba de ofrecer cannabis en su comercio.

La razón por la que los bancos se niegan a aceptar cuentas de empresas asociadas a la venta, producción o distribución de cannabis es que las corresponsalías financieras con las que operan podrían sancionarlos y dejar de operar con ellos. Es que, aunque en Uruguay el mercado de la marihuana está amparado por la ley, para estas corresponsalías, que adhieren a la Convención de Viena de la Organización de Naciones Unidas, se trata de un negocio ilegal.

Estas corresponsalías son parte importante del negocio de los bancos porque a través de ellas se realizan las transacciones con el exterior, pagos de importaciones y exportaciones, entre otros.

La pasada semana el gobierno le había prometido al Centro de Farmacias que ente el lunes y el martes pasado les presentarían una alternativa para que los comercios puedan seguir vendiendo cannabis sin quedar por fuera del sistema financiero. Sin embargo, el plazo pasó y no se presentó ninguna solución.

 

Fuente: el observador – Foto: Carmelo portal

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí