Acercar la ciencia a los niños y jóvenes de escuelas rurales es el objetivo del Laboratorio Móvil (LAM). El proyecto es desarrollado por la Facultad de Ciencias y la Facultad de Química de la Universidad de la República, con el apoyo de Bayer.  Su marcha se inició a finales de 2015 y ya ha visitado más de la mitad del país.
El Laboratorio Móvil (LAM) continúa su viaje por el interior de Uruguay, para que niños y maestros de escuelas rurales que viven lejos de las capitales departamentales puedan experimentar y aprender sobre ciencia. Actualmente, se encuentra en Salto participando del II Congreso Internacional de Enseñanza de las Ciencias Básicas, como parte de las actividades territoriales del evento. Ha sido ubicado en la Escuela 60 de Salto (kilómetro  21 de la ruta 31).
Inaugurado a fines de 2015 en la Expo Prado, el LAM, es un proyecto de la Facultad de Ciencias y la Facultad de Química de la Universidad de la República que cuenta con el apoyo de Bayer y pretende que los niños se entusiasmen con la ciencia desde una temprana edad y puedan utilizar el conocimiento para su bienestar y la resolución de problemas de la vida cotidiana. Para eso, va recorriendo los distintos puntos del interior del país.
Durante 2016, el Laboratorio Móvil visitó nueve departamentos (San José, Flores, Florida, Durazno, Cerro Largo, Treinta y Tres, Tacuarembó, Paysandú y Río Negro) y 56 escuelas rurales. Allí,  1.200 niños y más de 100 maestros pudieron aprender y experimentar con sus 14 actividades, que van desde la creación de un champú hasta el estudio del ADN humano.
En lo que va de este año, el LAM, ya recorrió los departamentos de Maldonado, Rocha, Lavalleja y Rivera.
Artigas, Soriano y Colonia son los próximos puntos a donde el laboratorio planea llevar la ciencia antes de que finalice el año. De lograrlo, el LAM terminará el 2017 habiendo recorrido todos los departamentos de Uruguay.
La creación de LAM se materializó por la alianza que hicieron la Facultad de Ciencias y la Facultad de Química de la Universidad de la República y Bayer, empresa que ideó el proyecto y que participó con el aporte de fondos para la concreción del mismo. Ambas facultades trabajan con un fuerte énfasis en iniciativas que tienen como fin acercar la ciencia a la población y desarrollaron este proyecto con la idea de poder llevar una propuesta de divulgación científica a lugares del territorio nacional de difícil acceso. En coordinación con el Departamento de Educación para el Medio Rural de Primaria se decidió dar prioridad a esos centros educativos en base a la real necesidad que existe en el interior del país de este tipo de actividades. Hay 1.100 escuelas rurales en Uruguay, cifra que representa la mitad de las instituciones públicas con las que cuenta el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí