El gobierno no pudo concluir de dónde provino la fuente de contaminación, pero no “hay dudas” de que fue por el uso de Fipronil.

En los últimos días se conoció que varias colmenas de productores apícolas fueron contaminadas por el uso de un insecticida que está prohibido en nuestro país, y en varios países del mundo. El fipronil no está autorizado para ser utilizado, ya sea en forma líquida o de polvo soluble contra los insectos. Este jueves, el gobierno confirmó que apoyará con dinero a aquellos productores afectados.

En total, fueron unas 1.800 colmenas, destinadas a la producción de miel en Salto y Paysandú, que murieron o están en vías de morir debido a este tóxico que envenenó a las abejas, según informó el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

“El causal de la mortandad fue el fipronil”, explicó Federico Montes, responsable del control de químicos en el MGAP.

“No podemos concluir de dónde vino la fuente de contaminación” que se encontró en los animales muertos a fines de agosto, sostuvo, al tiempo que señaló que la investigación continuará para “tratar de determinar el origen” de un acto que calificó como un “delito”.

El equipo técnico de la dirección del MGAP, junto con el presidente de la Comisión Honoraria Apícola, Julio Pintos, recorrieron en agosto y setiembre la zona afectada, que incluye -además- territorios dedicados a la producción de mandarinas. “En 14 de las 15 muestras analizadas se encontró presencia del insecticida, con diferentes concentraciones”, explicó Montes.

El aporte que recibirán los apicultores afectados será de 750 pesos por colmena y, en casos de productores familiares, se dividirá en hasta 500 colmenas y de 501 a 1.000.

En ese sentido, notificó que, en casos de hasta 500 colmenas, los productores familiares reciben un apoyo diferencial, en el que 80 % es no retornable y el resto se devuelve con opción a créditos con República Microfinanzas. Los intereses del primer año son asumidos por el Fondo de la Granja; el segundo año deben ser afrontados por los productores.

En tanto, los apicultores de 501 a 1.000 colmenas recibirán 60 % de monto no retornable y el resto con pago de intereses similares al plan anterior. En el caso de productores no familiares, el crédito es de 100 % de las colmenas en las mismas condiciones de pago de intereses que para los productores familiares.

Fuente: Montevideo Portal

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí