Un trabajador rural fue agredido el 30 de setiembre. En este caso se trata de un trabajador especializado que desde hace tres años se desempeña en Arrozal 33.
Caras y Caretas Portal dialogó con César Rodríguez, dirigente de la Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines (Unatra), quien contó que al trabajador agredido el 29 de setiembre le patearon la mochila, que estaba en el suelo, “y al día siguiente,  el mismo funcionario le agrede con un cortaplumas, hiriéndolo con 13 cortes en la espalda y algunos en el vientre”.
El agresor fue procesado, aunque al trabajador lo despidieron “por notoria mala conducta”.
Rodríguez afirmó que se hizo la denuncia inmediatamente, y que ahora viajaron a Montevideo donde tenían audiencia en la Dinatra, pero la empresa no se presentó.
Para el dirigente “hay una actitud sistemática empresarial con los trabajadores vinculados a las organizaciones sociales que es la que, por vía de los hechos, se ha instalado en Brasil por medio de la flexibilización laboral”
Por su parte, Montevideo Portal informa que “un trabajador especializado y sindicalizado del Arrozal Treinta y Tres denunció una agresión por parte de otro funcionario, y que fue despedido luego de denunciar la situación. La agresión tuvo lugar el pasado 29 de setiembre.
El agredido es un trabajador de 22 años y que ingresó a trabajar hace tres años al arrozal, mientras que el funcionario agresor vive en el terreno de la empresa.
El agresor fue procesado y la víctima despedida por “notoria mala conducta”.

Según dijeron a Montevideo Portal desde el PIT-CNT, la empresa sostiene que el despido fue por “justa causa”.
El despido se da diez días después de consumada la agresión, cuando el funcionario se reintegra a trabajar (con todos los certificados médicos, según explicaron a Montevideo Portal). La empresa alega una “riña común” para tomar la decisión del despido, pero desde la UNATRA sostuvieron que el arrozal está intentando de “embarrar la cancha”.
“Esto es similar al hecho de Salto. Van a venir a embarrar la cancha. El agredido no se defendió. Le dieron los nueve puntazos con el cortapluma, pero no se defendió. Ahora van a salir a hablar, como con Leites (por el trabajador salteño), que se metió con su mujer y no sé qué otras cosas”, dijo Rodríguez a Montevideo Portal.
“Estas situaciones se están sistematizando y naturalizando en el arrozal”, agregó Rodríguez, quien informó que se estudiarán medidas a tomar, pero antes se darán a conocer las imágenes de la agresión y, también, todos los certificados médicos.
Representantes del trabajador viajaron a Montevideo para llevar a cabo una audiencia en la Dinatra, pero la empresa no se presentó.
Foto: Caras y caretas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí