El partido comenzó con Uruguay tratando de mantener el balón con tranquilidad, jugando con sus futbolistas del mediocampo y bajo la batuta de Matías Vecino como primer mojón de salida.

La primera llegada celeste llegó a los 4′ cuando un intento de centro de Giorgian De Arrascaeta no pudo ser despejado por la zaga polaca y se fue muy cerca del palo izquierdo del arquero polaco.

Pero los locales no se quedaron quietos y un corner que rebotó en Guillermo Varela obligó a Martín Silva a extremarse para despejar en una jugada casual, pero no por ello, menos peligros.

Con el correr de los minutos los dirigidos por Nawalka comenzaron a adelantar sus líneas y generando en ofensiva, principalmente por intermedio de un par de remates de media distancia de Grosicki y Wilczek.

Sobre la media hora de juego, los celestes volvieron a incursionar en ofensiva y fue por intermedio de sus volantes, que cuando se juntaban creaban lo mejor de nuestro fútbol.

La más clara de esa primera etapa fue celeste y fue con otro disparo desde fiera del área, esta vez por parte de Gastón Silva que hizo volar a Boruc para apagar las alarmas de su equipo y envíar al corner.

Uruguay mostraba una buena transición de la pelota en el mediocampo, aunque nunca pudo encontrar a Cavani en posición de ataque, mientras que entre los debes se encontraba la defensa de la pelota quieta y los centros, donde los polacos sacaron ventaja.

Parejos

En el complemento el partido mantuvo en esos primeros instantes el trámite del primero, pero Polonia con el correr de los minutos comenzó a buscar, principalmente abriendo el juego por las bandas y finalizando por el centro.

Así fue como a los 61′ Wilczek remató un balón que llegó desde la derecha y Martín Silva con mucha velocidad llegó para tapar y evitar la caída de su arco.

El partido de allí en más se comenzó a jugar mucho en la mitad de la cancha, dividiendo ambos la posesión del balón y con los cambios en los dos (debutó Maxi Gómez con la celeste), bajó en intensidad.

Grosicki, tras otra jugada armada por derecha, volvió a probar la resitencia de Martín Silva que no falló a la hora de defender el cero en su arco.

Poco más se vio en un partido que fue diluyendo sus minutos y en el cual se vio lo mejor de la celeste en el primer tiempo, con un mediocampo joven pero que mostró mucha velocidad y buen trato, como punto positivo a destacar.

Buen partido de los celestes en Varsovia para seguir probando y ajustando piezas, en una gira que el martes volverá a ver jugar a los de Tabárez pero ante Austria.

En base a Montevideo Portal. Foto: EFE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí