Implementado entre la Dirección de Desarrollo Rural y privados, el Programa Microcrédito Rural otorgó entre marzo de 2004 y setiembre pasado 37.924 créditos a 13.283 personas por un total de 13,3 millones de dólares. Esta herramienta, que desarrolla tres líneas de crédito de entre 5.000 y 40.000 pesos, está dirigida a productores familiares, asalariados rurales y a quienes viven en localidades con menos de 5.000 habitantes.

El Programa Microcrédito Rural es una herramienta financiera orientada a fomentar el desarrollo rural inclusivo que permite el acceso a crédito a los productores familiares, asalariados rurales y pobladores rurales con dificultad de acceso al crédito convencional, explicó su responsable, José Olascuaga.

Con esta herramienta, entre marzo de 2004 y setiembre pasado, se otorgaron 37.924 créditos a 13.283 personas por un monto total de 13,3 millones de dólares. Esos préstamos, desplegados en tres líneas que varían entre 5.000 pesos y 40.000, están dirigidos a productores familiares, asalariados rurales y a quienes viven en localidades con menos de 5.000 habitantes.

En entrevista con la Secretaria de Comunicación Institucional, Olascuaga puntualizó que este programa es instrumentado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, a través de la Dirección General de Desarrollo Rural, administrado en coordinación con la Fundación Uruguaya de Cooperación y Desarrollo Solidarios y con la población integrante de Comités de Créditos Locales.

En la actualidad funcionan 142 comités de crédito local, con presencia en zonas rurales de Canelones, San José, Florida, Tacuarembó, Rivera, Salto, Paysandú, Artigas, Lavalleja, Treinta y Tres y Rocha. A fondos del programa Uruguay Rural del Ministerio de Ganadería se agregaron aportes desde Desarrollo Rural en el presupuesto nacional.

Olascuaga explicó que los objetivos son satisfacer necesidades financieras de corto plazo de la población rural, generar organización entre los beneficiarios y fomentar el uso de los fondos basándose en la confianza, el conocimiento y el control social. El 63 % de los usuarios de esos préstamos ha operado entre dos y 16 veces con el programa. Actualmente, la cartera activa es de 1,7 millones de dólares con 3.883 créditos y 97 % de ellos al día o con menos de un mes de atraso.

Señaló, además, que la iniciativa se dirige a productores familiares, asalariados rurales y habitantes de poblaciones de menos de 5.000 habitantes y que desarrolla tres líneas de crédito:

La primera, para emprendimientos productivos agropecuarios o no agropecuarios. El capital máximo prestado según el número de operación varía entre 15.000 y 40.000 pesos.

La segunda línea es de libre disponibilidad, la que se usa para cubrir necesidades de las familias, inlcuidas soluciones a problemas de salud, equipamiento del hogar, materiales escolares y vestimenta. El capital máximo prestado en esta modalidad varía entre 5.000 y 12.500 pesos.

La tercera es para refacciones de viviendas o pequeñas ampliaciones, el capital máximo prestado según el número de operación varía entre 15.000 y 30.000 pesos.

“El funcionamiento del sistema se basa en el conocimiento local y en la confianza y para eso se constituyen en cada localidad donde opera el programa un comité de crédito local que es conformado por vecinos que trabaja voluntariamente en el análisis de los créditos y definición de otorgamiento. Las personas interesadas en obtener este crédito deben contactarse con los comités locales”, argumentó Olascuaga .

Anunció que el 18 de noviembre se desarrolla en Durazno, el III Encuentro Nacional de Integrantes de Comité de Crédito Local con el objetivo de generar un ámbito de intercambio de experiencias entre los integrantes de todo el país y la presentación de los avances en la inclusión financiera de la población rural y los logros del Programa en sus 13 años de trabajo.

Fuente: presidencia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí