El Mundial de básquetbol volverá al Río de la Plata. No será en 2023, como Uruguay y Argentina pretendían. En ese año, la sede será asiática con la candidatura presentada por Filipinas, Japón e Indonesia.

Sin embargo, FIBA decidió hacer una excepción, y por la excelencia de la propuesta presentada, modificó su proceso de elección para darle a los rioplatenses la posibilidad de presentar una candidatura única para el Mundial de 2027.

De esta manera, Uruguay y Argentina se aseguran que recibirán en sus tierras a los mejores jugadores del mundo del básquetbol y tendrán 10 años para trabajar en sus infraestructuras y la organización del evento.

La situación es muy similar a la que meses atrás motivó al Comité Olímpico Internacional a elegir dos sucesivas sedes para los Juegos Olímpicos de 2024 y 2028.

Fuente: Montevideo Portal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí