Un policía del Instituto Nacional de Rehabilitación fue procesado por ingresar celulares a la Unidad 3 del Penal de Libertad. Cada uno tenía un valor de reventa de 20 mil pesos.

El Departamento de Información y Análisis Penitenciario hacía tiempo que estaba investigando al funcionario por su presunta participación en el ingreso de celulares al penal y logró tener la información de que se le realizaría una entrega de celulares en la Ruta 1.

Se montó un operativo y el efectivo fue detenidos cuando recibió el paquete, que contenía ocho celulares. Según señaló el director del INR Gustavo Larrosa, cada celular tiene un valor de venta dentro del establecimiento de 20 mil pesos.
La Justicia formalizó el proceso contra el policía por un delito de cohecho calificado.

Fuente: Montevideo.com
Foto: El heraldo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí