La diputada por Colonia Nibia Reisch propuso al plenario de la Cámara de Representantes solicitar al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) que evalúe el funcionamiento del servicio que brinda la empresa COT en las líneas Montevideo-Colonia y Colonia-Montevideo.
La propuesta de la parlamentaria colorada surge como consecuencia de los problemas que viene provocando en los usuarios la reducción de salidas de coches en diferentes frecuencias, lo que ha provocado que muchas personas con compromisos y horarios a cumplir hayan quedado sin transporte.
“Son personas que como consecuencia llegan tarde a trabajar, a una consulta médica, a una entrevista de trabajo, a estudiar, etc.”, explicó.
“En las radiales de Juan Lacaze y Rosario por ejemplo, han quedado maestras y niños sin poder subir al ómnibus, porque desde que éste salió de Colonia ya lo hizo con la capacidad colmada y con el máximo de pasajeros de pie, lo que provoca tener que estar muchas veces más de una hora esperando otro ómnibus”, señaló.
Reisch expresó que frecuentemente recibe múltiples mensajes de los propios damnificados que se quejan de ello, de la cantidad de pasajeros que viajan de pie, de que no los levantan en la ruta y del atraso del horario en llegar a destino.
“Y no sólo es que me lo dicen los usuarios, lo vivo en carne propia. Yo voy a Montevideo, al Parlamento, en ómnibus y en más de una oportunidad me ha pasado de salir a las 7:20 hs. desde Nueva Helvecia y llegar 10:05 hs. a Montevideo, y lo tengo documentado”, añadió.
“Por eso pedimos en el Parlamento que la Dirección Nacional de Transporte del MTOP fiscalice, porque hay todo tipo de reclamos, turnos que llegan fuera de horario, pasajeros que quedan en la ruta sin ser recogidos, turnos en los cuales está marcado un coche directo y uno de turno los unifican en un solo coche, y otras contrariedades”, dijo Reisch.
La parlamentaria aclaró que “ni los choferes, ni los guardas, ni los agencieros son los responsables. Esto es resultado de una decisión empresarial, de no querer poner unidades de refuerzo”.
“Entendemos que COT, que es una empresa respetable, de larga data, con una importante trayectoria, debe ser fiscalizada a efectos de que subsane estos errores para así mejorar en el servicio que está brindando actualmente, y que cumpla a cabalidad con su slogan COT Primera Clase”, manifestó.
“Está claro que respecto a todas las empresas se debe velar por mejorar las condiciones de seguridad, pero también hay que garantizar servicios para que la gente viaje en tiempo y en forma segura”, finalizó Reisch”.