Fueron cientos los uruguayos que semanas atrás recibieron, en algunos casos, mas de una llamada proveniente de un número del exterior, puntualmente desde Lituania. Como ya es sabido se trataba de un intento de estafa, dejando sonar el celular lo necesario para que quede registrada la llamada en el historial, con la intención de que la persona receptora regrese la llamada, cuando el usuario devuelve la misma, provoca un monto económico que se carga a su planilla de telefonía móvil o se descuenta del saldo que mantiene en su plan telefónico.
Esta nueva modalidad de estafa lleva el nombre de “wangiri”, según la empresa Movistar “los números de los que provienen las llamadas tienen una tarifa especial, por lo que al devolverla una contestadora prolongará la comunicación todo el tiempo posible, cuantos más minutos, más dólares perdidos por víctima”.
En el día de hoy fueron varias las personas que recibieron este tipo de llamadas, muchas en el departamento coloniense, y en este caso proveniente de la ciudad de Callao, Lima en el vecino país de Perú.

Por este medio se comunica a la población de no responder a estas llamadas como así tampoco llamar al número que queda grabado en el historial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí