El Grupo Puerto Sauce (GPSU), de Juan Lacaze, se reunió días pasados con la nueva titular de la Fiscalía Departamental de Rosario, Dra. Ana Laura Roses, a efectos de intercambiar opiniones y puntos de vista con el objetivo de colaborar para buscar una solución a los problemas de inseguridad en dicha ciudad.
En efecto, Iván Altolaguirre, Reinaldo Bouvier, Yamil Díaz y Gabriel Gabbiani, se trasladaron hasta la mencionada sede judicial, donde fueron recibidos por quien sustituye al controvertido fiscal Césare Cingia, que fuera trasladado a la ciudad de Libertad, la única autoridad que nunca recibió al GPSU y ni siquiera respondió su pedido en ese sentido.
En ese marco, los vecinos que actuaron en representación del grupo plantearon a la fiscal diversas inquietudes, entre ellas la situación de los protagonistas de episodios delictivos menores que entran y salen permanentemente del Establecimiento Departamental de Piedra de los Indios.
Asimismo, los vecinos consultaron a la jerarca, habida cuenta que hace poco tomó posesión de su cargo, si el trámite de los expedientes se encuentra al día o atrasado, como así también sobre el seguimiento de las causas más extremas, entre ellas el robo frustrado al cajero automático de la sucursal BROU de Juan Lacaze cuya resolución se encuentra a la espera de resultados de ADN, episodio sobre el cual la fiscal tomó nota para interiorizarse de inmediato.
También intercambiaron opiniones acerca de la aplicación del nuevo Código de Proceso Penal (CPP) y abordaron las diferencias entre el actual proceso y el anterior con diversos ejemplos.

El GPSU se mostró complacido con “la muy buena disposición de la fiscal, que nos atendió muy amablemente, entendió nuestras explicaciones y pacientemente nos explicó el procedimiento que debe seguirse con distintos casos que con frecuencia se observan en Juan Lacaze y el resto del departamento”.

Respecto a la situación en esa ciudad, los vecinos señalaron que “acuerdo al Mapa del Delito en Juan Lacaze que realiza nuestro grupo y a los comunicados oficiales de la Jefatura de Policía de Colonia, se observa que en los últimos tres meses hubo un leve repunte en el número de casos con relación a los meses anteriores, particularmente en la zona suburbana, a pesar de lo cual hubo un descenso que se mantiene entre el 30% y el 40% respecto al número de hechos delictivos de esos mismos meses pero del año pasado”.
“Nuestra tarea es sólo sumar un granito de arena para luchar contra la inseguridad, visibilizar los casos que justamente son menos conocidos y hacer un seguimiento de los episodios delictivos que tienen lugar en Juan Lacaze, abogando por la modificación de leyes que ya no son aplicables en la sociedad actual, por una actuación policial ajustada a la ley pero firme y ordenada, y por una respuesta de la Justicia que satisfaga a los ciudadanos honestos, ya que en muchas ocasiones se observa que la respuesta de la Justicia es mucho más benigna de la esperada”, indicaron los representantes del grupo.
Respecto a los pasos a seguir, el GPSU indicó que “junto con el Municipio y otras instituciones reiteramos la solicitud de colocación de cámaras de videovigilancia en la vía pública -que siguen con problemas de ingreso al país, según se nos informó- y, una vez alcanzado ese objetivo y la concreción de más efectivos para el PADO a partir del 1º de enero, de acuerdo al anuncio que nos realizara el director de Policía Nacional, Mario Layera, vamos a abordar otros temas en el área social, entre ellos la problemática del tránsito”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí