“El abigeato preocupa mucho, y más aún porque es parte de negocio y no nos hace ninguna gracia”, enfatizó Benech, en declaraciones realizadas tras mantener este domingo ocho audiencias con vecinos y organizaciones de la sociedad civil de Artigas.

“Aquí se respeta la propiedad privada, pero cuando uno carnea una oveja o una vaca seguramente la vende en otro lugar en forma ilegal”, indicó el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Al respecto, Benech informó que “este domingo 25 se detuvo a un grupo en Durazno que estaban faenando de forma clandestina para vender la carne”. “Eso es lo que debemos evitar para controlar el negocio ilegal, y así resolver el problema, y para ello estamos tomando medidas al respecto en conjunto con el Ministerio del Interior”, subrayó.

“La situación del control ha mejorado, porque el rubro ovino es rentable en el presente, y todos nos preocupamos por ello”, afirmó. “Si hay conocimiento de casos, se debe informar, pues cuando recibo denuncias concretas voy y hablo con quien corresponde y así hemos agarrado a culpables”, añadió. Exhortó a los productores a que controlen a quienes permiten ingresar a sus predios para cazar.

Con vecinos de Artigas
Benech intercambió opiniones en la sede departamental con representantes de la Asociación Agropecuaria de Artigas, la Asociación Nacional de Rematadores, la Asociación de Plantadores de Caña de Azúcar, Sitracita, la Comisión por el Centenario de Eladio Dieste, Junta Departamental de Artigas, entre otros.

En ese contexto, detalló que unos de los planteos recibidos trató sobre la exportación de ovinos a Brasil, en relación a un tema cuarentenario, sobre el cual dijo que depende más de Brasil que de Uruguay.

Otra inquietud provino de rematadores respecto a una cuestión sanitaria relacionada con la normativa de brucelosis en Paysandú, que afecta su labor. En tanto, a los representantes cañeros les informó que se buscan métodos para mejorar la eficiencia de producción a través de sistemas de riego.

Además sostuvo que existió una solicitud para cambiar la ubicación de la barrera sanitaria de la cartera ministerial, que hoy se ubica en la cabecera del puente fronterizo con Brasil frente al gimnasio departamental. “La barrera seguirá en la cabecera, buscamos la forma que no perjudique el área importante de la ciudad”, dijo Benech, quien aseguró que Uruguay seguirá vacunando contra la fiebre aftosa, a pesar de que algunos estados de Brasil dejen de hacerlo.

Fuente y foto: Presidencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí