Acorde a lo dispuesto por la Fiscalía competente, personal de la División de Unidades Especiales concurrió a la ciudad de Montevideo, procediendo a la detención de J.M y A.G, efectuándose la incautación de una abultada suma de dinero en moneda nacional y extranjera, dos chequeras, tarjetas de crédito, y teléfonos celulares, realizándose el traslado a Seccional 2da. Posteriormente puestos a disposición de la Sede Letrada, Magistrado actuante dispuso LA FORMALIZACIÓN EN RELACIÓN AL ENCAUSADO J.M BAJO LA IMPUTACIÓN DE UN DELITO DE ESTAFA ESPECIALMENTE AGRAVADA EN RÉGIMEN DE REITERACIÓN REAL, DISPONIENDO COMO MEDIDA CAUTELAR LA PRISIÓN PREVENTIVA POR EL PLAZO DE 120 DÍAS, siendo trasladado a la Unidad 14 Piedra de los Indios.

HECHOS
La Fiscalía cuenta con medios de prueba a diligenciar en la correspondiente etapa procesal que acreditan que el día 3 de diciembre del 2018 el imputado concurrió al domicilio de las víctimas manifestando ser un gerente del Banco República y mediante engaños artificiosos, las indujo a error, logrando que la víctima, la señora A B le entregara la suma de trece mil cuatrocientos dólares.
En efecto en horas de la tarde del citado día, alrededor de las 15.00 horas un jóven llama por teléfono a la víctima la señora A B que reside en Colonia Valdense con su compañero el Señor AC, diciendole que era su nieto K, y que el y su madre C tenían que hablar urgente con su abuelo. En esos instantes llega el señor C que regresaba de una consulta médica en Rosario y toma el teléfono, y la persona que se estaba haciendo pasar por su nieto le pregunta cuanto dinero tiene en el Banco República, y que ya mismo retire todos su ahorros porque se iba a decretar un corralito, y por lo tanto era necesario que lo retirara cuanto antes, así también el Banco le podía evaluar el 40% de los billetes.

A posterior, la víctima C concurre al Banco República y retira veinte mil dólares. Una vez hecho el retiro recibe una llamada del mismo número, donde un joven le dice que es nuevamente su nieto K, le consulta si ha podido retirar el dinero y que se los lleve a la Ciudad de Colonia, ya que allí el y su madre tenían una planilla donde iban a anotar la numeración de esos números. La víctima sale inmediatamente para la Ciudad de Colonia, pero lleva solo diez mil dólares, el resto los deja en la casa.
Cuando llega la ciudad, al lugar de encuentro, no había nadie, ni su nieto, ni la madre del mismo.
Al llegar luego a su hogar, su señora Amelia, le dice que mientras el había salido había llegado un señor, que llevaba puesto una vestimenta formal con acento español que le dijo que era el gerente del Banco, que venía a retirar el dinero. La misma le entrega los diez mil dólares que había dejado su marido, y le entrega también tres mil cuatrocientos dolares que ella habia retirado de su cuenta personal, mientras C se fue a Colonia.
Surge de la investigación llevada a cabo por la Unidad de Investigaciones zona II y esta Fiscalía, que quien se presenta como gerente del Banco República fue el imputado M.
El mismo, luego que recibe el dinero se retira en un taxi, en el cual había dos hombres más que participaron en la maniobra delictiva.
Asimismo, surge de las investigaciones que M, nacido en Venezuela, reside
actualmente en Argentina y participa allí de una organización que realiza este tipo de maniobras delictivas en la cual llaman a ciudadanos uruguayos desde allí siempre mediante el mismo modus operandi engañando a las víctimas , luego vienen a Uruguay se procuran para si mismos y para terceros de dinero que estas poseen en sus cuentas bancarias.

EVIDENCIAS
Las evidencias a las que se refiere ut supra son: -declaración de las víctimas
– registro de llamadas del número perteneciente a las víctimas en donde se logró determinar el número extranjero que se utilizó para cometer el ilícito.
-informe practicado por Unidad de Investigaciones del usuario del imputado en su Red Social Facebook.
-captura realizadas de las cámaras de Video Vigilancia de la Ciudad de Valdense en donde se aprecia la maniobra del taxi en el cual se trasladó el imputado .
-Registros filmográficos de la estación ANCAP y del puerto de Colonia .
-declaración del taxista.
– Información de la Dirección General de Migraciones en donde se aprecia el ingreso y egreso del país de los ciudadanos.

PETITORIO
Por lo expuesto al Sr. Juez se solicita se disponga la Formalización de la Investigación respecto del imputado M C como viene de referirse.

MEDIDA CAUTELAR
Por todo lo expuesto ésta representante Fiscal solicita la imposición de medida cautelar de prisión preventiva respecto de J M por un plazo de 120 días en virtud de lo dispuesto en los artículos 221/1 literal m), 223 a 226 del CPP
Esta Fiscalía entiende probado el supuesto material de la medida cautelar solicitada. Esto es, se ha acreditado con razonable certeza para la etapa procesal que nos encontramos ante la
ocurrencia del ilícito y la participación del imputado en el mismo en calidad de autor.
Así mismo se configura en el caso el supuesto procesal requerido para la imposición de la medida cautelar solicitada, esto es, la existencia de un peligro procesal.
Existen elementos de convicción suficiente para determinar que la medida es necesaria para evitar el entorpecimiento de la investigación conforme a lo dispuesto en el artículo 225 del CPP, ya que el imputado puede inducir a los demás coimputados en el hecho a que declaren falsamente o se comporten de manera desleal. Ello teniendo en cuenta que aun resta por
diligenciar prueba relativa a la participación e identificación de los restantes copartícipes del hecho.

Asimismo existe un peligro de fuga, de acuerdo a lo establecido en el artículo 226 literal a del CPP: desarraigo, el imputado carece de domicilio o residencia habitual en el Uruguay.
Esta Fiscalía funda la solicitud impetrada en cuanto le son aplicables a la medida cautelar de prisión preventiva los principios de excepcionalidad, proporcionalidad y provisionalidad.

(formalización del Juzgado Letrado de Rosario)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí