El Departamento de Programas Especiales de la Universidad Tecnológica (UTEC) impulsa la experiencia conocida como Bricks & Bits que acerca la robótica a niños de entre 8 y 13 años. El objetivo es abrir las puertas de la institución a la comunidad, sobre todo a los más pequeños para que conozcan más de las nuevas tecnologías y carreras. La última experiencia en Fray Bentos reunió más de 100 niños, alcanzando los 300 en verano.

Pueden participar de esta experiencia niños de entre 8 y 13 años. En enero y febrero se articula con la propuesta de Verano Educativo de Primaria, por lo que los institutos tecnológicos regionales reciben grupos en distintas fechas. Por ejemplo el miércoles 23 y jueves 24 se trabajó en Fray Bentos con niños de varias escuelas de Río Negro y con otros que respondieron a la convocatoria a través de redes sociales. En cada instancia asisten más de 100 niños. En lo que va del verano más de 300 participaron de la experiencia.

Los docentes y alumnos de la UTEC lideraron la propuesta y diseñaron las cuatro estaciones de trabajo: “Hackeá tu mundo”, que implica la construcción de una casa inteligente con herramientas de programación y electrónica; una segunda estación que supone la construcción de los videojuegos es decir que los niños los diseñan y creen sus propios dispositivos, y otras dos estaciones que presentan la programación y la robótica, áreas destinadas a la interacción con los más jóvenes.

La iniciativa depende del Departamento de Programas Especiales de la UTEC que hace foco en cinco programas transversales que generan una oferta educativa dirigida a la comunidad. Estos son: Programa de Lenguas; de Fomento a la Investigación, el Desarrollo y la Innovación, de Emprendimientos Tecnológicos, de Ciencia Interactiva y de Evaluación y Estadísticas. El referente del área, Álvaro Pena, explicó a la Secretaría de Comunicación Institucional que todos ellos aportan actividades y cursos. Lo concibe como la manera de construir una universidad abierta.

“Entendemos que es nuestra responsabilidad acercarle a la gente distintas propuestas y promover el trabajo colectivo entre niños, adolescentes, jóvenes y adultos. No importa el lugar donde nazca la persona, ni la trayectoria educativa que tenga, todos podemos trabajar en forma colaborativa y cocrear”, sostuvo. El hilo conductor de todo esto está en la adquisición de competencias del siglo XXI, haciendo foco en la comunicación, las evaluación, las ciencias y su interacción con la responsabilidad global y el mundo, las habilidades de innovación y emprendimientos.

La experiencia de primera mano
Victoria tiene 27 años y es de Florida. Es estudiante de Mecatrónica y se radicó hace tres años en Fray Bentos para poder estudiar en la UTEC. Con un perfil emprendedor, avanza en su carrera y es parte de distintas propuestas como por ejemplo Bricks & Bits. “Trabajamos acercándole a los niños propuestas de robótica que tienen que ver con proyectos de residuos electrónicos, impresoras 3D y construcción de circuitos de forma intuitiva”, relató.

“Este tipo de acciones son una forma de acercar a la UTEC a la comunidad y de decir: ‘hola, estamos aquí, somos la UTEC, tienen la oportunidad de estudiar cerca de tu casa y no tener que irte a Montevideo. Son carreras nuevas donde el campo laboral es donde quieras porque es tan amplio lo que podes hacer y en lo que te podes especializar que sin trabajo no te vas a quedar nunca’. A veces las carreras tienen nombres difíciles para los chicos y pueden que no las contemplen como opción a seguir, es importante que las conozcan. Y que las chicas sepan que también pueden estudiar ingeniería y hacer carreras en robótica, mecánica o biomédica”, afirmó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí