Hace casi dos meses, el Sindicato de Funcionarios del Correo resolvió suspender el envío de correspondencia a la Agencia de Nueva Helvecia, en protesta por la no renovación del contrato de dos empresas tercerizadas, constituidas en agencias para el reparto de la correspondencia en Nueva Helvecia, Cufré y zona rural.
El argumento del Sindicato es que la no renovación fue por razones arbitrarias, entre ellas, persecución sindical.
El Correo, por su parte, alega irregularidades en el Servicio.
Al día de hoy, la situación está estancada y la solución parece estar en manos del Sindicato.
El Directorio del Correo resolvió, por unanimidad de sus integrantes, llamar a interesados en constituirse en agencias para retomar el reparto de la correspondencia.
Se presentaros 102 aspirantes y al cierre de esta edición de HELVECIA, ya se habían preseleccionado 30, de los cuales será seleccionados dos, que podrían comenzar a fin de mes el reparto de la correspondencia.

Pero, ¿qué correspondencia?
El Sindicato manifestó en Nueva Helvecia que solamente se levantará la medida si se retoma a las agencias no recontratadas.
Al día de hoy, entonces, el conflicto se mantiene en todos sus términos.
Este miércoles, La Alcaldesa María de Lima y los Concejales Félix Leizagoyen y Marcelo Alonso se entrevistaron en Montevideo con el Directorio en plano del Correo, que informó que, por decisión unánime, se resolvió convocar a nuevas agencias, en el convencimiento de que se siguieron todos los extremos legales y administrativos que llevaron a la no renovación de los contratos.
El Concejal Leizagoyen dijo a HELVECIA que la posición del Organismo es firme y sin fisuras entre los Directores, si bien se reiteró la voluntad de seguir dialogando con el Sindicato.
Leizagoyen recordó que si bien los funcionarios mantienen un conflicto nacional, reclamando entre otras cosas, la provisión de personal, y entre las medidas adoptadas está el no reparto de caravanas de trazabilidad del ganado, que ya ha tenido la consecuencia de que el MGAP rescindió el contrato que mantenía con el Correo para esa tarea, con una pérdida anual para el Organismo postal de $ 25 millones, Nueva Helvecia es el único lugar donde el conflicto afecta a toda la población.

Una situación inadmisible en la que se está vulnerando un derecho consagrado de los ciudadanos. Y con perjuicios concretos, como tener que pagar con recargo los servicios públicos y tarjetas de crédito por no recibir las facturas en tiempo y forma. Laizagoyen remarcó que la Oficina Postal de Nueva Helvecia nunca estuvo en conflicto y la situación deriva de una medida “de un Sindicato que siempre estuvo en contra de las agencias tercerizadas y ahora defiende puntualmente a estas dos, integradas por personas que no son afiliadas al Sindicato”

Informó que se seguirá negociando, pero insistió en que la solución depende del Sindicato.
Hay que destacar que este servicio no está sujeto a declaración de esencialidad, por lo que el Poder Ejecutivo no podría aplicar ese recurso en este caso.
Leizagoyen dijo que el Directorio, dos de cuyos integrantes son abogados, reafirmaron una postura que no es política sino jurídica, ante la constatación de irregularidades en el desempeño de las empresas.
Finalmente, calificó la situación de “inconcebible” en la que la población de Nueva Helvecia y la zona son rehenes, en la que una parte, el Correo, actuó sobre fundamentos jurídicos, y la otra, el Sindicato, con argumentos corporativos que, de todos modos, tiene en sus manos la solución de un conflicto en el que, por primera vez en la historia del país, un servicio universal, derecho de todos, sin excepción, es suspendido en solidaridad con dos individuos.
HELVECIA se pregunta: una medida como la aplicada en Nueva Helvecia, ¿está incluida dentro de los derechos sindicales legítimos de los trabajadores uruguayos?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí