Después de la marcha por el clima del pasado 18 de enero, la población suiza fue invitada por segunda vez a tomar las calles éste sábado para exigir medidas urgentes contra el cambio climático. La huelga estudiantil espontánea de días atrás, ahora ha generado una gran red detrás de las manifestaciones climáticas.
Los manifestantes, en su mayoría estudiantes, exigen una “declaración nacional de emergencia climática” y que el gobierno suizo se comprometa a no emitir gases de efecto invernadero para 2030, sin introducir tecnologías de compensación.

“Estamos aquí, hacemos ruido porque nos robas el futuro” cantaban los miles de manifestantes en diversas ciudades de Suiza, pero también en Alemania e Italia. En Berlín, se concentraron ante la inminente decisión política sobre cuándo se dejará de utilizar el carbón. Alemania depende aún del lignito, un combustible fósil, causante de enormes cantidades de gases de efecto invernadero. En las próximas semanas, especialistas deberán presentar un informe sobre la transición del carbón a fuentes de energía renovable.

Los estudiantes suizos se inspiraron en las marchas en las “huelgas escolares” de Suecia, usando el hashtag #FridaysForFuture en Twitter para proyectar las protestas en las redes sociales. “Estamos abrumados”, dijo Dominik Waser, uno de los organizadores. “Por supuesto que esperábamos tener éxito porque dedicamos mucho tiempo a llegar a otras generaciones. Pero no esperábamos eso. Fue increíble”, dijo el joven de 21 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí