El hall principal del Laboratorio Tecnológico del Uruguay fue sede este martes 5 de la jornada Verano Tech, de programación y micro:bit, que se enmarca en el trabajo que Plan Ceibal realiza en los centros de Primaria y de enseñanza media para promover el pensamiento computacional. Participarán unos 300 niños y jóvenes de todo el país, que ya trabajan con placas programables, y participantes del programa Verano Educativo.

Unos 300 estudiantes de distintas partes de Uruguay participaron de Verano Tech, una jornada organizada por Plan Ceibal para aprender sobre programación y micro:bit a través de juegos, música y talleres. La actividad se dirigió a niños y jóvenes que el año pasado comenzaron a trabajar con placas programables distribuidas a estudiantes de 5º de Enseñanza Primaria a 3º de la educación media.

También fueron invitados niños y niñas de distintas escuelas que participan en el programa Verano Educativo, cuyas edades van desde los cinco años.

El Ceibal ya trabaja en robótica y programación, explicó Magela Fuzatti, jefa del Laboratorio Digital de Plan Ceibal. Agregó que además se trabaja en el desarrollo del pensamiento computacional, que consiste en un método que se lleva al aula para que los estudiantes desarrollen habilidades básicas para identificar un problema, entenderlo y llegar a soluciones innovadoras.

La jornada consistió en la realización de propuestas para jugar con placas programables como micro:bit y Makey Makey, demostraciones con sensores, desafíos, exposiciones de los grupos de estudiantes ganadores de las Olimpíadas de Robótica, así como talleres de programación, construcción de mecanismos y ciencias, entre otras propuestas.

Todos los que participan de esa jornada tuvieron un ciclo de dos videoconferencias semanales desde el 18 de enero, en las que pudieron aprender más sobre programación y el uso de las placas programables.

Fuzatti anunció que trabajarán con 1.500 grupos de clases remotas sobre pensamiento computacional, para 4°, 5° y 6° de escuela, donde se elegirá un problema y se trabajará en prototipos con las placas programables.

Además, con los niños de educación inicial hasta 3° de escuela se trabaja con otro tipo de robots y programación adecuada para su edad. Con la educación media también se trabaja con placas programables y robots, que luego se presentan en torneos internacionales.

Por su parte, el consejero de Primaria, Pablo Caggiani, sostuvo que la propuesta de Verano Educativo incorpora saberes como robótica y programación, por lo que varias escuelas participan de esta jornada. Agregó que la propuesta Verano Educativo se consolidó como uno de los desafíos de la escuela pública, poniendo a disposición distintos saberes sin importar sin importar el momento del año.

En esa línea, indicó que cada año crece la demanda de familias y niños que quieren acceder a la propuesta. En la edición de este año hubo lista de espera en todas las propuestas que se abrieron en el área metropolitana, con más de 90% de asistencia.

Fuente: Presidencia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí