El precandidato nacionalista, Juan Sartori realizó una visita a la ciudad argentina de Buenos Aires donde convocó a más de un centenar de uruguayos radicados en el país vecino, además de importantes figuras del ámbito del comercio local.

La jornada de jueves comenzó con el líder blanco visitando importantes medios de comunicación de la vecina orilla quienes lo recibieron expectantes de conocer a la nueva figura política del Uruguay.

Sartori sostuvo ante los periodistas que es importante renovar el concepto de integración en todo el continente sudamericano, llamó a planificar un Mercosur más inclusivo, con visiones de expansión comercial mundial y ejemplificó este sistema nombrando países como Costa Rica y Chile.

A la tarde, fue el momento de una nueva edición de el ya tradicional “Juan Escucha”, donde tuvo la oportunidad de entablar un diálogo directo con los presentes quienes destacaron sus inquietudes sobre todo en los temas relacionados con la falta de empleo y la inseguridad que golpea tanto al Uruguay como a la Argentina.

La periodista Ana Murature fue la moderadora de la ocasión, el candidato más joven de la política uruguaya recordó que va a escuchar a los que están cerca pero también a aquellos hijos de la nación que están afuera de las fronteras.

El candidato fue enfático en reclamar que se produzca una matriz económica que acerque al Uruguay como instancia inicial del comercio en la región y manifestó que el país tiene el potencial suficiente para permitirse ser un ejemplo fundamental de desarrollo para todo el mundo.

“El Uruguay no solo debe trabajar con un vecino como Argentina, debemos potenciar el flujo de innovación e insistir con la integración en todos sus aspectos” desarrolló Sartori.

Desde su oratoria, también explicó porque se decidió a ser parte del ruedo político:

“¿Por que hago esto (de entrar en la política) que algunos califican de horrible? hace tiempo que veo a mi país ir por mal camino, no era más aquel país integrado al mundo, se ven empresas cerrando, costos de producción elevadísimos, por eso llegó el momento de comprometerme” explicó Sartori.

Ante la concurrencia, el empresario recordó que él mismo -como los presentes- tuvo la oportunidad de ver el Uruguay desde afuera y eso le dio otra perspectiva.

“Me podría haber hecho el distraído pero elegí la otra opción, que es la sacrificada, yo que tengo libertad y ganas de hacer cosas no voy a mirar a otro lado cuando mi país precisa” sentenció.

Tampoco omitió hablar de la composición del sistema de poder en el país, recordó que “no había asomado la cabeza y ya me estaban criticando”, pero remarcó lo positivo de esos ataques, porque según relató “fue bueno, me convenció que no soy mas de lo mismo, en vez de pensar si venía a sumar se preguntaban si iba a meterme con “los cargos y las chacritas””.

Además, instó a trabajar para renovar la política uruguaya desde sus cimientos, procurando la irrupción de una nueva generación de políticos que puedan acceder a los puestos de poder para dejar de lado aquellos funcionarios públicos que llegan -según expresó- por la paga de un premio a 25 o 30 años de militancia en los distintos sectores.

“Que sigan criticando que yo sigo trabajando, porque el sistema político uruguayo se convirtió en una máquina de acomodar gente y eso hay que tratarlo rápidamente” dijo de forma contundente Sartori.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí