La sangre de su mano, hallada en el lugar del crimen, fue fundamental para la identificación del implicado.
La Justicia condenó a D.M.R.G. a cinco años de prisión por un hurto especialmente agravado en grado de tentativa y por estrago especialmetne agravado, dando lugar a lo solicitado por la fiscal de Rosario, Ana Laura Roses.
Se trata del intento de robo al cajero Banred ubicado en el hall de la mutualista Camec de Rosario, Colonia, a las 3.30 de la madrugada del 22 de junio de 2018. Cuatro hombres intentaron explotarlo mediante un dispositivo casero en base a gas y una batería de 12 volts. El estallido dañó la estructura edilicia del lugar, aparte de destruir al cajero.
Pese a que el cajero fue destrozado, el robo no tuvo éxito. Pero el primer patrullero que llegó al lugar fue inutilizado por los ladrones que habían arrojado miguelitos en la calle.
Los asaltantes llegaron a esa ciudad de Colonia en un auto sin matrícula, lo que fue encontrado sospechoso por un agente policial que los vio esa madrugada. Eso explicó la rápida respuesta policial.
En el estallido, el imputado se lastimó el puño izquierdo con un vidrio, lo que luego fue determinante para su detención. La Policía interceptó a los delincuentes al momento que salían de la mutualista. Por eso dejaron en el lugar las bandejas, donde estaba depositado dinero en efectivo.
La sangre encontrada en el lugar permitió la identificación de D.M.R.G. en el lugar del hecho, siendo detenido tras un allanamiento en Las Piedras, Canelones, el 28 de junio.
Según datos del Ministerio del Interior, al 15 de enero había 17 personas condenadas con prisión ya sea por hurto a cajeros o por intentar utilizar dinero entintado producto de estos crímenes.
(Fuente: Ecos)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí