Unos 100.000 estudiantes comenzaron los cursos en UTU. Se aguarda alcanzar los 105.000 en el correr del año, lo que supone un 5 % más que en 2018. El 49 % de los alumnos opta por carreras de Administración, Hotelería y Gastronomía. Más de 12.700 profesores desarrollan funciones en la institución y el 92 % de las horas docentes están cubiertas. La UTU cuenta con dos nuevos locales, uno en Atlántida y otro en Montevideo.

En entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional, el consejero de Educación Técnico Profesional de la Universidad del Trabajo del Uruguay (CETP-UTU) Miguel Venturiello informó que el comienzo de clases fue positivo para la institución, tanto desde el punto de vista del crecimiento de la matrícula como de la asignación de horas y el estado de los centros educativos.

El viernes 1.° de marzo comenzó el ciclo básico y el miércoles 6 lo hizo media superior. El lunes 11 darán inicio los cursos de enseñanza terciaria. “Venimos manteniendo el crecimiento sostenido del 5 % anual en cuanto a la cantidad de estudiantes. Comenzamos con 100.000 alumnos, una cifra anhelada por la UTU, que se verá superada este año con las capacitaciones que se dan en conjunto con el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) y que comienzan en breve, sumado a los grupos terciarios, que comienzan en el segundo semestre de 2019, para alcanzar los 105.000 estudiantes”, señaló Venturiello.

El crecimiento de la matrícula implicó la creación de nuevos grupos. Además, surgieron innovaciones curriculares con nuevas carreras creadas en conjunto con el aparato productivo uruguayo, como el bachillerato de diseño y un formación profesional básica de diseño. Esto se hizo en consonancia con una política que fomentó el Ministerio de Industria con el Consejo Sectorial de Diseño. Ocurre algo similar con Mecatrónica y Mantenimiento Industrial. “Son nuevas carreras que abrimos este año”, indicó.

El 49 % de los estudiantes de UTU cursa las carreras de administración y servicios, esto es Administración, Hotelería y Gastronomía, en esta última hay lista de espera en educación superior, por ser muy demandada, en conjunto con Deporte, Electricidad y Electrónica. Audiovisual también es muy solicitada, por ser innovadora. “Ya culminó la primera generación y se abrió la carrera terciaria. Además de lo curricular que ofrece UTU, el mundo audiovisual es una motivación para los jóvenes”, agregó.

Venturiello explicó que la asignación de horas docentes acompasa el crecimiento de la matrícula. Dijo que, si bien tienen un déficit docente, las clases comenzaron con un 92 % de las horas adjudicadas, lo que es una buena cifra, similar a la de 2018. El jerarca explicó ese déficit en que se abre cada vez más la diversidad tecnológica de la oferta, lo que implica que para muchas materias no haya docentes formados. Se estima que, pasadas tres semanas, esas horas sin adjudicar bajarán al 6 %.

Para sanear esta necesidad se está trabajando en la formación pedagógica de personas altamente calificadas en el mundo laboral (ingenieros, jefes de planta). Esta labor se lleva a cabo en conjunto con el Consejo de Formación en Educación y con Planeamiento Educativo de UTU. “Lo consideramos óptimo para la concepción de la educación tecnológica. Es una tendencia que se va a instalar en Uruguay”, sostuvo.

En materia de infraestructura edilicia, Venturiello informó que este año comienza con dos nuevos locales, uno en Atlántida, en el departamento de Canelones, y otro en el barrio Flor de Maroñas, en Montevideo. En el primer caso, se trata de un local a nuevo, que mejora sensiblemente las condiciones educativas de los jóvenes y laborales de los docentes, y, en el segundo, permite descomprimir la demanda creciente en la zona. En paralelo, se trabaja en la creación de nuevos polos tecnológicos en Cerro Largo y Salto, cuyas obras aún no comenzaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí