A 30 años de su creación, la Comisión contra el Cáncer reafirma su lucha contra las enfermedades oncológicas en Uruguay y adhiere al Día de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino, que se celebra cada 26 de marzo en varios países.
El cáncer de cuello uterino o de cérvix uterino es el cuarto más frecuente y la cuarta causa de muerte por cáncer en el mundo en la mujer. En Uruguay, ocupa el tercer lugar en frecuencia y es la quinta causa de muerte por cáncer en la mujer. Anualmente se registran unos 330 casos nuevos y fallecen 130-140 mujeres por esta enfermedad. Pese a que la tasa de incidencia ajustada por edad está próxima a aquella del conjunto de los países menos desarrollados (15.7 casos por 100.000), la relación mortalidad-incidencia (0.37) está más cercana a la de los países más desarrollados (0.33) que a la que exhiben los menos desarrollados (0.53). Esto es consecuencia de la introducción y difusión temprana del test de Papanicolaou (PAP), la implementación de programas específicos para la detección temprana de la enfermedad y el acceso a diagnóstico y tratamiento.
En Uruguay, la implementación del tamizaje con PAP con criterio poblacional se realizó, a partir de 1994, en un programa instrumentado y coordinado por la Comisión con control de calidad interno y externo de los laboratorios de citología del subsector público y un sistema de registro de la cobertura, así como de la colposcopía de los casos positivos, el resultado del estudio anatomopatológico y del tratamiento.
En el último año, la Comisión realizó una experiencia piloto de un nuevo test de HPV –complementario al PAP- en 1010 usuarias de policlínicas de ASSE de Canelones. Para mediados de este año, planea un ensayo de implementación en otras ocho policlínicas del país, en el marco del proceso paulatino de incorporación de este test al Programa de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino actual, llevado adelante por el MSP.
La Comisión contra el Cáncer también participa activamente en el desarrollo e implantación a nivel nacional de la Historia Clínica Electrónica Oncológica (HCEO), lo que sin duda contribuirá a mejorar el registro de las acciones realizadas para el control del cáncer y al análisis y mejora de la calidad asistencial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí