El Programa de Vivienda Sindical sigue consolidando y haciendo posible el sueño de la casa propia y esta vez se trasladó al litoral del país.

Covian XI surgió a principios de junio del año 2011, creada por los trabajadores del Sindicato de Fancap y al día de hoy comprende a 40 familias, las cuales no todas pertenecen a este sindicato, debido a que con el paso de los años algunas personas se acercaron y otras por diferentes motivos se alejaron.

Este sábado 15 de junio en la Escuela N°114 de la ciudad de Paysandú, se realizó el sorteo de llaves de las viviendas, entrando ya en la recta final de construcción, ultimando detalles mínimos, para permitir que en un tiempo estimado de dos meses las familias puedan entrar a sus hogares.

Miguel Acosta fue uno de los vecinos que comenzó el proyecto en el año 2011 y hoy, 8 años después, destacó que: “La sensación es muy especial, hace ocho años que estamos en esto y uno siempre espera este momento especial”.

“Estábamos en Fancap y cuando apareció el proyecto nos pareció muy importante, claro que en la federación siempre se reclamaba el acceso a la vivienda, entonces eso nos llevó también a trabajar por esto, tomamos lo posta y ahí tuvimos varios percances, pero de a poco fuimos saliendo adelante y lo que fue un proyecto, ahora es una realidad”.
Además, Acosta destacó que “fueron ocho años duros, hubo momentos de tristeza, donde tropezamos varias veces, pero varias veces nos levantamos y siempre por un motivo u otro tuvimos la constancia de seguir trabajando”, sentenció Acosta.

Un Plan de Vivienda que no para de crecer

Cabe destacar que el Programa de Vivienda Sindical y la Federación de Cooperativas de Viviendas Sindicales, nuclea actualmente a más de 11.000 familias en 256 cooperativas en todo el país, con presencia en cada uno de los 19 departamentos.

Se demostró que los trabajadores sindicalizados son capaces de agruparse, proponer con responsabilidad y formar uno de los movimientos cooperativos más grande del país para acceder a la vivienda.

El mencionado programa obtiene los recursos para la construcción de las viviendas a través del Fondo Nacional de Vivienda, que es administrado en conjunto por las cooperativas y el MVOTMA.

En su implementación el programa va incorporando tecnología e industrialización a los procesos de construcción de viviendas, como forma de reducir costos y plazos de construcción, lo que permite dar respuesta ágil y masiva a la emergencia habitacional que vive el país.

El préstamo otorgado permite cubrir el 85 % del costo de la vivienda, el 15 % restante se cubre con horas de ayuda mutua o ahorro previo, dependiendo del reglamento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí