La Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) aplicó 30 multas en unas 200 inspecciones a comercios realizadas desde el 1.° de julio, cuando entró en vigor el decreto que reguló la ley n.º 19655, que obliga a vender solo bolsas de material biodegradable o compostable. El titular del organismo, Alejandro Nario, advirtió que el castigo mínimo ante irregularidades rondan los 60.000 pesos e invitó a reflexionar sobre el tema.

Desde que entró en vigencia la normativa que regula el uso y la venta de bolsas plásticas, la Dinama realiza acciones directas de comunicación y educación, tanto a los comerciantes como al resto de la ciudadanía, y lleva efectuadas unas 200 inspecciones en todo Uruguay.

Nario acompañó este miércoles 25 un procedimiento de control a comercios de Montevideo, una práctica “que forma parte de la estrategia diseñada previamente”.

Las inspecciones se realizan tanto a comercios como a importadores de bolsas, para confirmar el cumplimiento de la normativa, y unas 30 empresas fueron sancionadas, tanto por la fabricación como por la venta de bolsas sin certificar, y también se controla que se cobren los cuatro pesos que obliga el decreto, informó Nario.

Agregó que, en caso de constatar incumplimientos, se procede a la aplicación de multas, que, según la gravedad de la infracción, van de 50 a 1.000 unidades reajustables, equivalentes a unos 60.000 pesos como mínimo.

En ese sentido, Nario invitó a los comerciantes a reflexionar y, en caso de dudas, a ingresar al sitio en Internet del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, donde podrán acceder a más información.

Foto: Inés Guimaraens / El Observador

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí