Los Teros terminaron hace unas horas, en la madrugada uruguaya, su participación en el Mundial de Rugby que se disputa en Japón, perdiendo contra Gales, una de las selecciones más fuertes del mundo en el deporte, por 35 a 13.

A pesar de la derrota, esperable, el rendimiento del seleccionado uruguayo confirma que existe un crecimiento constante y sostenido, que es muy superior al de años anteriores y que hace pensar que una clasificación a la próxima cita mundial, en Francia 2023, es muy posible.

Recordamos que Los Teros vencieron en el debut de gran forma a Fiyi pero luego, en un partido clave, cayeron contra Georgia, posteriormente tocó enfrentar a las potencias que fueron Australia y Gales, ambos partidos, claramente, también fueron derrotas.

Uruguay se vuelve del Mundial con un sabor algo dulce y la convicción de volver, como debe ser.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí