Fueron 14 horas las necesarias para que los nadadores, entre ellos el neohelvético Eduardo Appoloni, cruzaran el Río de la Plata nadando, el más ancho del mundo.

Fue necesario además un esfuerzo de muchas personas que estuvieron con ellos durante el largo trayecto, que comenzó en la madrugada y que finalizó hace unos minutos en aguas de la República Argentina. Estuvieron involucradas 5 embarcaciones, 18 voluntarios entre Cruz Roja y Swim Argentina, la Prefectura Argentina y la Armada Nacional de nuestro país, además de los 10 nadadores.

Desde aquí estuvimos siguiendo el minuto a minuto de Eduardo que luego de mucho esfuerzo cumplió su sueño y demostró que pocas cosas son imposibles. Simplemente hay que ponerse metas y salir a buscarlas.

¡Felicitaciones “Appo”!

Foto: ACNRP.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí