El sábado 7 de marzo se realizó un casamiento para 500 invitados en Carrasco que terminó siendo clave en la propagación del coronavirus (Covid-19) en Uruguay y del que el hockey y rugby fueron los primeros deportes que se vieron afectados con casos positivos.

Con un ingreso previsto de 400 invitados desde las 21 horas y otros 100 que lo hicieron sobre la una de la mañana, la fiesta que celebró el enlace se extendió hasta las 6 de la mañana, a pura emoción, música y alegría.

Una de las invitadas era Carmela Hontou, una diseñadora de modas de 57 años, que llegó vistiendo una chaqueta blanca, reluciente, con grandes hombreras y un jean ajustado, un atuendo que no pasaba desapercibido entre los presentes.

Hontou había arribado horas antes de Europa, uno de los continentes más afectados por esta pandemia (epidemia todavía en aquel entonces) y no consideró necesario realizar la cuarentena en su domicilio.

La celebración fue muy animada, incluso un violinista hizo el deleite de todos los presentes interpretando temas actuales con una base musical. Entre los invitados había muchos rugbiers y jugadoras de hockey, ya que los recién casados practicaban esas actividades.

El corte de la torta y luego llevar a los novios en andas cerraron una noche que tendría derivaciones insospechadas para todos los presentes.

Los casos

Con el correr de las horas se confirmó el positivo de Covid-19 de Hontou y eso desató una seguidilla casos que, cual fichas de dominó, fueron cayendo uno tras otro, así como lo hizo saber Daniel Salinas, ministro de Salud Pública.

Y el deporte no quedó ajeno a eso, confirmándose esta semana el primer caso en una jugadora de hockey de Old Girls y la selección uruguaya de sala que se preparaba para ir al Panamericano.

Pero no fue el único, ya que hace algunas horas se confirmaron dos nuevos positivos, ahora de dos jugadores de la selección uruguaya de rugby que nos representaron en el Mundial de Japón del año pasado, con participación activa y puntales de un equipo que entre otros derrotó a Fiji para “shockear al mundo”.

El hilo conductor de los tres casos es el mismo, estar presentes en el casamiento ese 7 de marzo, lo que los obligó además junto a otros compañeros presentes en la celebración a tener que aislarse, así como lo están haciendo los integrantes del plantel de Peñarol que jugó por la Superliga Americana de Rugby a modo de prevención.

Cabe destacar que la Unión de Rugby del Uruguay cerró el Estadio Charrúa con el anunció gubernamental del primer caso positivo y por ende canceló todas sus competencias en adelante.

Según contaron varios actores del mundo de la ovalada: “esto se va a seguir extendiendo, no va a ser extraña la aparición de nuevos casos y por eso estamos pidiendo el máximo de compromiso, que se queden en sus casas y se cuiden para cuidar a los demás”-

Fuente: FútbolUy.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí